Ir al contenido principal

Bromances, parejas o solos, que es mejor?

Por Ale K | Chandler y Joey.  Batman y Robin.  Affleck y Damon.  Riggs y Murtaugh. La cultura popular ha legado a la historia multitud de bromances, estas amistades masculinas de un par que no son otra cosa que una reivindicación de las relaciones de confianza entre dos hombres. Puede que, en plena era del Nuevo Hombre, creas que este concepto ha pasado a mejor vida, pero es todo lo contrario: el bromance es vital para hablar entre nosotros de nuestras emociones. Tampoco es nada del otro mundo: la amistad por encima del amor es algo que tenemos bastante interiorizado. Y creo particularmente que el premio al bromance reconocido mundialmente se lo llevan Batman y Robin, donde este ultimo se lleva la peor parte... 
Pero antes de meternos en tema, quizá sea útil repasar qué es eso del bromance, por si hay algún despistado con los anglicismos. Los ejemplos de arriba seguro que te sirven para hacerte una idea, pero algunos investigadores apuntan que sus orígenes pueden remontarse a la época de George Washington, que se carteaba con sus amigos cuando lo normal era hacerlo con mujeres. Son amistades entre dos hombres que desafían los niveles conocidos de la confianza y el sacrificio, con hábitos que van de contarle al otro todas las aventuras sexuales a salvarle de un tiroteo en el conurbano en plena dictadura en los '70. Por eso los bromances a veces han desembocado en parejas: sus fans no quieren que sean solo amigos; ahora quieren que sean novios.

Un estudio publicado en la revista académica 'Men and Masculinities', compuesto por entrevistas entre hombres heterosexuales en edad universitaria, asegura que los bromances ofrecen a los jóvenes "un nuevo espacio espacio social para la apertura emocional", más allá de otras relaciones masculinas tradicionales. Los participantes afirmaron que "la ausencia de barreras y juicios en un bromance" les aporta: "elevada estabilidad emocional, plenitud social y mejor resolución de conflictos" que un romance de toda la vida. Y no es que no quiera que sientes cabeza con una pareja a tu altura, pero en las relaciones románticas (y en el juego de la conquista) existen otros encuentros y desencuentros.

Los grandes amigos no pasan de moda


Pero, ¿cuáles son esos beneficios de tener un bromance que sugiere el estudio? Está claro. En primer lugar, con él puedes salir de rotation y sabes que nunca te va a dejar en la estacada. Puedes repasar tus últimas anécdotas románticas y sexuales. Puedes confesarle tus peores gustos musicales y cinematográficos. Puedes llevártelo a hacer running (o convencerlo para un maratón de Netflix este fin de semana). Pueden hacer un viaje que tenga los mismos objetivos . Y lo más importante: está ahí para lo difícil. Los hombres adultos gay somos el colectivo más afectado por el suicidio dada nuestra dificultad para hablar de emociones: de las 10 personas que se quitan la vida cada día, entre 7 y 8 son hombres.

Esta oda al bromance es una oportunidad para perfilar la amistad masculina en la era de las nuevas masculinidades, y eso empieza en cuidarnos a nosotros y cuidar a los demás. Si lo pensas bien, tu mejor amigo también es tu confidente para hablar de lo que más te preocupa, de tus relaciones familiares y sentimentales a la enfermedad mental, del caos de mundo en que vivimos (la precariedad laboral, las expectativas del estilo de vida) a nuestro papel en la igualdad de género y en la lucha contra la violencia machista. Es además el momento de despojar al bromance de todos los prejuicios heredados de la masculinidad tóxica: no sos menos hombre por tener una gran confianza e intimidad con otro, ni implica que exista ninguna atracción sexual. Si existe, ya no es un bromance.

Pero, ¿y eso de que un bromance es mejor que una pareja? Bueno, dejémoslo en que son relaciones diferentes, pero si la cuidas bien, una amistad puede ser más longeva e incondicional. Lo que está claro es que un buen amigo te ayudará además a enfocar una relación de pareja de la forma más sana posible (y tú también deberías hacerlo). Por ejemplo, señalándote todos esos hábitos que te parecen normales pero que son bastante tóxicos. Escuchándote a la hora de sobrellevar los desencuentros románticos (incluso esos que parecen irreversibles).

https://www.dambiente.com/search?q=ale+k

Comentarios

Unknown dijo…
Digamos que tuve un bromance de 7 años con mi amigo que también es gay y después de convivir una semana en nuestras vacaciones terminamos peleandonos como si fuéramos una pareja...

Entradas más populares de este blog

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Por Diego De Alzaga | Un tema del que nadie habla por lo menos de puertas para afuera, pero que todos hacemos puertas adentro. A la pregunta:
¿Hay sexo entre machos en el gimnasio? 
La respuesta que sobreviene luego de algunos titubeos es: 
Y si, ocurre a menudo...
Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.

Gimnasios con "onda" Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido …

Hombres de piel dura, entre el deseo, erecciones y represión.

Por Lapo Lino | Otro de los realizadores que siempre vemos en el Bafici, presentando personalmente sus películas, es José Celestino Campusano (Vikingos, 2010; Placer y Martirio, 2015; Cícero impune, 2017, y El silencio a gritos, 2018, entre otras), un director que nos tiene acostumbrados a un estilo visual directo, fuerte, denunciante y alejado de la hipocresía de lo políticamente correcto.
Pese a su reciente estreno, el guion de Hombres de piel dura fue escrito por Campusano hace muchos años atrás, basándose en una historia real sobre un sacerdote pedófilo que salió impune de la justicia. Nuevamente, aborda una temática sensible y actual, tanto en el ámbito judicial como en el mediático. Sin embargo, los abusos han sido consensuados y silenciados por la connivencia de distintos factores políticos y culturales, como también vistos con más naturalidad en iglesias o instituciones religiosas de la provincia, en este caso, en Marcos Paz.
A la historia real se suma la de Ariel (Javier Wall…

Revelaciones: ¿A pelo y sin culpas?

Por Gabo Hunt | Me llama mucho la atención la cantidad de flacos que aunque les revelo que soy sero+ hacen como si no escucharan y siguen adelante como si nada en su plan de penetrarme y tener sexo a pelo, muchos fundamentan que si estoy medicado y negativizado ya no contagio y que no hay nada que perder. ¿Pero quien está exento a las tentaciones?



Sexo de "en de veras" Las causas por las que una persona decide tener prácticas sexuales de riesgo son muchas, señala en su artículo ¿Quién está fallando, quién?, Ford Hickson, investigador de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, especializado en conductas de los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH). El autor describe que algunas de las razones que alientan dicho comportamiento son: el poder del placer sexual (“si no entiendes el riesgo sexual es, probablemente, porque no aprecias el deseo sexual”), la rápida expansión de la escena gay en “un amplio sector de negocios que ofrece servicios de contacto sex…