Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2018

Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson; las madres del movimiento LGBT.

Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson; a estas mujeres trans les debemos el movimiento LGBT. La libertad de expresión de las personas de la diversidad sexual en el presente no es resultado de un supuesto progreso natural de las sociedades, es producto de una lucha social encabezada por personas que se atrevieron a alzar la voz hartas de vivir al margen de una sociedad heterosexual que las condenaba y criminalizaba, y que cuyos únicos lugares que les guardaba eran los de la enfermedad y el pecado.

El orgullo LGBT no siempre buscó el asimilacionismo, ni tuvo como máxima imagen de representación al hombre homosexual blanco y masculino. Los orígenes del movimiento de liberación sexual de los homosexuales, lesbianas y transexuales tienen una historia más cercana con aquellas personas que pueden ser consideradas parte de la disidencia sexual y cuyas características guardaban una amplia distancia con cualquier tipo de norma, ya sea racial, sexual, de género o de comportamiento.

La liberación hom…

Kamasutra gay: 24 posiciones para sexo anal gay y no tanto.

Los besos en la boca son fundamentales para el inicio del acto sexual. Ayudan a aumentar el deseo y son un contacto íntimo con tu pareja. No hay especificaciones de cómo dar un beso simplemente cierra tus ojos y déjate llevar por la sensación de placer y erotismo, todas las demás posiciones irán apareciendo solas luego.
El árbol
El pasivo se tumba sobre su espalda y apoya uno de sus pies, flexionando la pierna, sobre el pecho de su compañero que, de rodillas, le penetra con mayor fuerza e intensidad, pudiendo hacer palanca con la rodilla de su compañero. Tiene la ventaja de que el activo puede jugar y acariciar el pecho, el torso y el pene de su compañero pasivo, y ambos mantienen el contacto visual. Entre los inconvenientes, la ausencia de libertad de movimientos del amante pasivo, y la intensidad y fuerza de la penetración puede ser dolorosa para los más inexpertos,mientras que se requiere también cierta fuerza física, por lo forzado de la postura,por parte del amante activo.
El bonobo