Ir al contenido principal

El es Henry, el primer robot sexual con pene regulable que también te recita poemas. Todo un romántico!

Un nuevo robot está revolucionando el planeta. Se llama Henry, su objetivo en este mundo es hacerte disfrutar y ya puedes hacerte con él por un módico precio de varios ceros. Además de placer sexual (para lo que tiene un pene regulable), está preparado para que el mero hecho de su compañía te guste intensamente: entre sus talentos extra está el recitar poemas y contar chistes. ¡Imaginación y sentido del humor al poder!

Se lo ha inventado RealBotix, una marca conocida por sus robots sexuales de lujo, de esos que son tan realistas que casi dan miedo y que están tan bien hechos que cuestan muchísimo dinero. Acaban de presentar a Henry, su primer robot masculino que viene equipado con unos preciosos ojos verdes y unos abdominales pa' cortar el pan en esa tabla.

Una de los complementos más curiosos de Henry es que el tamaño de su pene es regulable, porque, ya sabéis, el tamaño sí que importa (a veces) y hay quien lo prefiere más grande pero también hay quien lo prefiere más pequeño.

Sin embargo, lo más llamativo de este robot no es que esté buenísimo ni que se adapte al gusto del consumidor o consumidor@. Lo más fuerte de Henry es que no solo sirve para mantener relaciones sexuales, también puedes pasar el rato con él. Un buen rato, además.

La persona que pueda comprarse un Henry, porque cuesta la friolera de 12.000 euros (aunque si lo quieres más básico también lo tienes por 9.000), así que no está al alcance de cualquier bolsillo, podrá controlar su personalidad desde una app, para que sea más gauchito y te cuente algún chiste o se ponga intenso y te recite un poema.

¿Tendrá éxito en el mercado? Parece que tiene posibilidades, al menos si nos fijamos en sus 'colegas' femeninas, que suponen un negocio millonario en algunos países. ¿Te animarías a probar a Henry?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Mariano Martinez se estaría comiendo a Franco Masini?

Por Lapo Lino | Se ha desatado una ola de rumores en las redes que vinculan a Mariano Martinez ex (de ex, ex, ex...) y Franco Masini, ex de Cande Tinelli (el tatto con patas). 
Los constantes coqueteos entre ambos, los continuos "ME GUSTA" en las redes y los múltiples y recíprocos comentarios desataron los rumores de que eran pareja y que estarían disfrutando también recíprocamente de los cuerpos de ambos, es decir se estarían comiendo mutuamente a la sombra de una amistad "entre hombres". 

Con frases como: "Con Mariano somos amigos... amigos íntimos, desde que lo conocí el siempre me apoyó en todo..." (y se sabe que con su prontuario de apoyador serial, Mariano Martinez le ha dado a todo aquello que esté tibio, más de 37º , tenga pelos y se mueva...)"El es muy importante para mi" "Desde la primera vez que nos vimos tuvimos la mejor onda"; "Recuerdo sus palabras: Estoy para vos, estoy para lo que necesites; (me encantó cuando me dij…

CONTENIDO EXPLICITO – “CRUISING” por Viktor Kovacs Photography.

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.


Gimnasios con "onda"
Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido de ejecutivo, tipo 2 de la tarde, terminando mi tour en el baño de abajo, fueron suficiente dos miradas para terminar con un flaco nadador.

Well-club: también la sede que más se mueve es la de Rodriguez Peña. 

Mega gym: la sede de Belgrano pasan muchas cosas y el …