Ir al contenido principal

El es Henry, el primer robot sexual con pene regulable que también te recita poemas. Todo un romántico!

Un nuevo robot está revolucionando el planeta. Se llama Henry, su objetivo en este mundo es hacerte disfrutar y ya puedes hacerte con él por un módico precio de varios ceros. Además de placer sexual (para lo que tiene un pene regulable), está preparado para que el mero hecho de su compañía te guste intensamente: entre sus talentos extra está el recitar poemas y contar chistes. ¡Imaginación y sentido del humor al poder!

Se lo ha inventado RealBotix, una marca conocida por sus robots sexuales de lujo, de esos que son tan realistas que casi dan miedo y que están tan bien hechos que cuestan muchísimo dinero. Acaban de presentar a Henry, su primer robot masculino que viene equipado con unos preciosos ojos verdes y unos abdominales pa' cortar el pan en esa tabla.

Una de los complementos más curiosos de Henry es que el tamaño de su pene es regulable, porque, ya sabéis, el tamaño sí que importa (a veces) y hay quien lo prefiere más grande pero también hay quien lo prefiere más pequeño.

Sin embargo, lo más llamativo de este robot no es que esté buenísimo ni que se adapte al gusto del consumidor o consumidor@. Lo más fuerte de Henry es que no solo sirve para mantener relaciones sexuales, también puedes pasar el rato con él. Un buen rato, además.

La persona que pueda comprarse un Henry, porque cuesta la friolera de 12.000 euros (aunque si lo quieres más básico también lo tienes por 9.000), así que no está al alcance de cualquier bolsillo, podrá controlar su personalidad desde una app, para que sea más gauchito y te cuente algún chiste o se ponga intenso y te recite un poema.

¿Tendrá éxito en el mercado? Parece que tiene posibilidades, al menos si nos fijamos en sus 'colegas' femeninas, que suponen un negocio millonario en algunos países. ¿Te animarías a probar a Henry?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Por Diego De Alzaga | Un tema del que nadie habla por lo menos de puertas para afuera, pero que todos hacemos puertas adentro. A la pregunta:
¿Hay sexo entre machos en el gimnasio? 
La respuesta que sobreviene luego de algunos titubeos es: 
Y si, ocurre a menudo...
Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.

Gimnasios con "onda" Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido …

Otra historia de amor. Cuando un hombre conoce a otro hombre

Por Ale Kleinebesty | Mi tía Angélica era de esas mujeres que en los '70 no solo practicaba yoga, sino que vivía en Mendoza en una chacra con desniveles y alfombras, leía con un grupo de mujeres modernas como ella, autores franceses e ingleses; tomaba tés raros, en hebras, sin importarle ser la comidilla de la sociedad mendocina. Se teñía el cabello de color "champaña". Se podría decir moderna, progresista y adelantada. En su hoja de vida, contaba con un matrimonio que declinó, según se cuenta, por el alcoholismo del que era su marido, y luego sostuvo una convivencia con un técnico de aire acondicionado 15 años menor -¡si como lo leen!-, situación que con lo exuberante y llamativo de su cuerpo, hacía una mezcla letal para una familia tradicional del interior, como la mía. Mi madre -decía de su cuñada- que había nacido adelantada para su época. De su boca solo salían cosas extravagantes -de mujer inconveniente- Según la mirada de sus contemporáneas. En el barrio donde viv…

El #CORONAVIRUS ha penetrado mi #GRINDR

Por Juan Cruz Pando | Para que lo voy a negar cuando llegue a Buenos Aires desde Córdoba era bastante tímido e iba por la gran ciudad descubriendo todas las cosas que la gran urbe ofrece con una sola mochila, y dentro todo mi recato. Luego de eso la cosa fue cediendo y ultimamente he tenido muchas experiencias.
Uno de mis amigos más cercanos es un científico que anticipó el desarrollo del coronavirus en Argentina, trazando un plazo de aproximadamente una semana, hizo unas métricas para el Ministerio de Salud, (es virólogo) por lo que luego de escucharlo me encerré en mi departamento en Recoleta. Recoleta es un barrio en donde cuando uno abre el Grindr estalla. No lo he dejado de revisar. Aunque resueltamente no estoy tratando de levantar a extraños en este momento, es bueno ver qué hay extraños que están tratando de levantarme, ¡si tengo algunos problemitas de autoestima! Hay veces que dejo la app abierta como si fuera una ventanita para que entre aire, nada más. En realidad, ha sido…