Ir al contenido principal

BDSM: La sorprendente vida sexual de los belgas

Por mucho que las sombras de Grey copen las carteleras de los cines y las estanterías de las librerías, el BDSM sigue siendo un tabú. Tras esas siglas se esconden el bondage, la disciplina, la dominación, la sumisión, el sadismo y el masoquismo, todas ellas prácticas vinculadas a lo que se denomina como sexualidades alternativas. En efecto, algunas parejas sienten placer a través del cuero, el látigo y el dolor consensuado, pero estas aficiones eróticas rara vez logran traspasar las cuatro paredes del dormitorio.

Con esto en mente, el Instituto Psiquiátrico de Amberes y el Hospital Universitario de la ciudad han unido esfuerzos para realizar una radiografía certera del comportamiento sexual en el país. En principio, el BDSM es tan tabú en Bélgica como en España y, sin embargo, la fascinación por estas prácticas ha sido precisamente lo que más ha sorprendido a los investigadores. “Como ninguna otra investigación había analizado la prevalencia ni los grados de intensidad del BDSM, pues decidimos hacerlo nosotros mismos”, afirma Manuel Morrens, autor principal del estudio, titulado 'Fifty Shades of Belgian Grey', a 'Psypost'.



“Nos interesamos por el tema debido a que todavía pervive con un estigma tan fuerte que pocos asiduos están dispuestos a admitirlo en público”, asegura. Además, sostiene que aquellos que sí lo hacen suelen estar involucrados con estas prácticas sexuales de una manera muy intensa, llegando incluso a vivir de ello. “Pero aun así, si nos basamos en sus declaraciones, menos del 1% de la población parece tener interés”, indica Morrens. En cambio, su estudio, publicado en el 'Journal of Sexual Medicine', aumenta ese porcentaje hasta el 70%. Al parecer, el universo fetichista del látex y la dominación sexual está dejando de ser un tabú, al menos en las mentes de los propios belgas.

Pocos lo admiten, pero muchos lo piensan


En un extremo de este amplio 70%, señala el autor, están aquellos que fantasean con estas prácticas sin haberlas hecho realidad. En el término medio encontramos a aquellos que realizan las más suaves, como los juegos con esposas o vendas en los ojos, pero no van más allá. Y en la tercera categoría se enmarcan las prácticas más duras, relacionadas con el dolor y la sumisión. Pese a que se podría decir que el BDSM está comenzando a salir del armario, todavía solo un 8% de los encuestados se autodenominaría como aficionado.

 

El estudio indica que la visibilidad de estas prácticas en los medios convencionales (películas, libros y videoclips) ha podido tener algo que ver la intensificación del interés. “Esta fascinación contrasta con el tabú social, lo que hace que mucha gente, si no la gran mayoría, haya fantaseado sobre el BDSM o que incluso lo haya experimentado, pero que no lo quiera expresar en público”. En total, la encuesta se realizó a 1.027 belgas de entre 18 y 65 años, siendo esta la muestra más representativa posible, según los propios investigadores.

Asimismo, la mitad de la población reconoció haber hecho realidad al menos una de estas fantasías eróticas. “El uso de vendas para los ojos, las restricciones de movimientos (esposas y cuerdas) y los cubitos de hielo son los hábitos más populares, puesto que alrededor del 30% las practica. En cambio, las prácticas más duras, como azotar a tu pareja, tan solo las realiza una de cada diez personas”, apunta Morrens. En este sentido, un 13% practica de forma habitual una de las variantes y entre un 3% y un 5% eleva esa cifra a dos o más prácticas eróticas.

Visto el interés que suscita la sexualidad alternativa en la sociedad belga, los investigadores aseguran que pretenden seguir analizando el fenómeno. El próximo paso, afirman, consistirá en explorar los factores psicológicos que llevan a alguien a interesarse por estas prácticas, así como entender desde un punto de vista biológico cómo se puede sentir placer más allá del sexo 'vainilla', término que utilizan sus adeptos para referirse a los "cobardes" que nunca han probado el BDSM.

Qué hacer y qué no hacer

¿Has pensado en probarlo? (iStock)

Si te lo estás planteándo, lo más importante es no tenerle miedo a la novedad y asegurarte de tener una buena comunicación con tu pareja. No intuyas lo que ella sabe o quiere hacer en la cama. Puesto que cada persona es diferente, hablad con antelacion sobre lo que haréis. De la misma forma, necesitas ser capaz de confiar en ella para decirle lo que te gusta y lo que no (marca tus límites), para planear la escena y concretar el tipo de rol que cada uno jugará. En efecto, se basa en conceptos como el dolor y la tortura, pero debes tener en cuenta que solo lo haces porque te causa cierto placer. En caso contrario, utiliza una palabra de seguridad previamente acordada (cuanto más rara sea, mejor, pues así no pasa desapercibida).

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cinco consejos muy útiles para dar placer a hombres con penes grandes

¿Te gusta ese hombre con PENE GRANDE y no lo queres dejar escapar?
Acá 5 formas de darle PLACER.¿Te gustan los penes grandes tanto que podrías decir que te pierden? ¿Eres de los que cree que el tamaño sí importa? A la hora de tener el mejor sexo gay no importa tanto el tamaño como el saber utilizar bien tus herramientas de trabajo, pero hay que reconocer que a muchos gays les gustan los penes de determinado tamaño. Y cuanto más grandes, mejor. Seguro que si estás soltero entre tus ligues te has topado con alguno con el que te gustaría repetir o llegar a tener algo más serio, y uno de los factores clave de tu interés es que tiene un pene grande que te fascina.



1 – Sé morboso y comparte lo que te gusta
Su pene grande te encanta, te vuelve loco, ¿pero y tú a él? Lo mejor es ser honesto y en tus acercamientos con ese chongo tan bien dotado deberías compartir lo que te gusta o lo que no te gusta. Nadie puede saber lo que pasa por la cabeza de otra persona, así que la comunicación es clave.…

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.


Gimnasios con "onda"
Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido de ejecutivo, tipo 2 de la tarde, terminando mi tour en el baño de abajo, fueron suficiente dos miradas para terminar con un flaco nadador.

Well-club: también la sede que más se mueve es la de Rodriguez Peña. 

Mega gym: la sede de Belgrano pasan muchas cosas y el …

#DOTADOS: El problema de los penes grandes.

Por Pablo Fontdeville | ¿Qué hacer cuando sos dotado y la tenes demasiado grande, con el lógico miedo de que le haga daño a tu pareja, novio o amigarche? ¿Quien no ha tenido ese miedo irracional a terminar en la camilla de la guardia de hospital con su partenaire sexual abotonado ante la mirada de todo el plantel médico? Eso es exactamente lo que le pasó a este tipo en Reddit, que vino en busca de consejo sobre el subreddit llamado apropiadamente - "Big Dick Problems".

Siento que estoy desarrollando ansiedad sobre el rendimiento sexual", escribe, "no por falta de habilidad, sino por el hecho de que mi pareja normalmente tiene que tomarse un par de semanas para volver a estar en condición de "jugar", y pasa varios días después de cada sesión caminando como si tuviera la pelvis rota.
Y la razón de eso son los problemas de tamaño.
Supongo que mi combinación de tamaño y vigor es diferente, y literalmente hemos tenido que dejar de tener relaciones sexuales dura…