Ir al contenido principal

Como levantarte al instructor del gym. ¡Todos podemos hacerlo!

Juan Cruz Pando | Nadie duda que por él serías capaz de hacerte dos clases de spinning seguidas y una más de Crossfit después. Te gustaría intentar algo con él pero tenés dudas de si también es gay o no. Aquí te damos las claves para averiguarlo y, ya de paso, unos consejos infalibles para que puedas levantarlo. 

Usá tú gaydar personal... y el del móvil

A veces solo hace falta una mirada para saber si alguien es gay o no. Creo fervientemente en que te podés dar cuenta de si alguien es gay o no a través de la mirada, los hombres somos muy visuales y la mirada rara vez nos engaña. Si esto no te funciona, intentalo con las aplicaciones móviles de levante LGTB, que para eso están! Te ayudarán a localizar a tu profe en el caso de que esté usándolas.

A mi me pasó. 

El estaba en el office donde están los profes y yo en la bici, cuando vi su ubicación a 1 metro en Grindr, él levantó la mirada de su teléfono y nos reímos. A partir de ahí siempre me dice que estoy más delgado, fibroso, formado y cuando le pido algún tip para mi rutina me lo da o me sigue toda la clase indicando como se hace y como no. Me daba ejercicios muy heavys como si estuviéramos haciendo sexo fuerte! Con intervenciones del tipo: ¿Te bancas esto? Sos debilucho? Te quiero bancador... sino no va andar. Palmaditas en la cola. ¡La verga a pleno! 
Sabiendo de antemano que es gay, podes aprovechar para abrirte camino entre la jungla de hierro del gimnasio y lanzarle miradas sugerentes.
Yo siempre le miro el bulto.

Analizá sus gustos musicales: ¿Pone a divas del pop en sus clases de spinning?

Si tu clase de spinning te transporta a una discoteca de los '80 a las 4 AM de un sábado, seguramente tu profe está a tu alcance. Está claro que si para amenizar el alocado pedaleo tu amor platónico pone a Britney Spears, Lady Gaga, Kylie Minogue y demás divas gays del pop, tenes más posibilidades de que sí puedas optar a tener los músculos de tu admirado profesor entre tus brazos.

Un día le conté que me gustaban mucho Cher y Madonna, ¿que más gays que esos iconos del pop? Ahora siempre que llego aparecen las dos cantando sus mejores temas.  Aprovechá el denominador común del gusto musical que es como hacer la mitad de camino a la cama. ¿No es ahí donde queremos llegar?

Comprobá si te mira y te sonríe como nunca haría el personal del gimnasio. 

Yo lo hice y me di cuenta que los demás están mirando conchitas todo el tiempo y no tienen dos neuronas alineadas. No me dan bola con mis rutinas. No existo. 

En el duro mundo de los hierros y máquinas, no siempre se encuentran gestos de amabilidad. Sin embargo, más de una vez has coincidido entrenando con tu entrenador y, aunque cada uno está en una punta del gimnasio, las miradas se han cruzado abriéndose paso entre serie y serie de pesas, llegando acompañadas de una pícara sonrisa. Aprovecha para pedirle ayuda para hacer el press de banca. Se producirá el contacto físico y habrás dado un paso más para llevar a cabo tu conquista.

En mi caso quedé debajo de su bulto imaginando lo que sería ese chongo acabandome en la cara. Se por su grindr que es activo, así que hablo sin temor a equivocarme.

Fíjate en si hace la cobra a las chicas que van a sus clases de Body Pump
Tu entrenador tiene un auténtico ejército de fans femeninas que cada día luchan por colocarse en la primera fila de su clase de Body Pump. ¡Ya quisiera Ricky Martin! Todas suspiran por sus sentadillas y quieren que él también lo haga por ellas, pero parece que la atracción no es correspondida. Él solo tiene ojos para el sector masculino que suda, levanta pesas y desprende virilidad a ritmo de temazos dignos de una playlist del Orgullo Gay. De hecho cuando estamos entre #chongos dice cosas como quiero que larguen olor a macho (en relación a dejarlo todo en la rutina), yo ya estoy gomoso. 

Sé un crack del Body Pump. Hacete fan de la primera fila y abrite lugar entre las dos rubias clones de Luly Salazar. Ya sabes que sus tetas no son competencia para vos, así que marca bien tus pectorales y deja ver tus bíceps.

Aprovecha el potencial de los vestuarios

Aunque muchas veces estos no son más que estereotipos, puede que la marca de sus calzoncillos, las cremas que utiliza o incluso el perfume que se pone te den pistas sobre su orientación sexual. Si crees que tu profe entra dentro de tu target, pedile el champú o el gel para la ducha, metete en su mochila. PENETRÁ a su intimidad. Será la excusa perfecta para hablar con él.
Independientemente del resultado final, lo importante es que tu afán por descubrir si tenés algo que hacer con tu ídolo gimnasta ha hecho que te hayas convertido en un auténtico deportista. Si es gay, puede que ahora se fije más en tu cuerpo, y si no... siempre podran ser amigos y compartir tardes de gimnasio.

En primera persona: 

Mi entrenador se llama Daniel, cuando transcurrimos todo el camino que les enumere más arriba, terminamos en una cama y les cuento que lo primero que me dijo cuando me la estaba poniendo fue: "Bebé tenía ganas de partirte al medio desde el primer dia que te vi". 
Quiero decir que este fue el final de una crónica anunciada, yo sabía que tarde o temprano terminaríamos dándonos en una cama. (Hay que tener mucha paciencia, la ansiedad no te llevará a nada).
Algo más: Anda con pie de plomo y no te enamores estos tipos; son muy narcisistas y quieren estar siempre en exhibición. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Por Diego De Alzaga | Un tema del que nadie habla por lo menos de puertas para afuera, pero que todos hacemos puertas adentro. A la pregunta:
¿Hay sexo entre machos en el gimnasio? 
La respuesta que sobreviene luego de algunos titubeos es: 
Y si, ocurre a menudo...
Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.

Gimnasios con "onda" Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido …

Otra historia de amor. Cuando un hombre conoce a otro hombre

Por Ale Kleinebesty | Mi tía Angélica era de esas mujeres que en los '70 no solo practicaba yoga, sino que vivía en Mendoza en una chacra con desniveles y alfombras, leía con un grupo de mujeres modernas como ella, autores franceses e ingleses; tomaba tés raros, en hebras, sin importarle ser la comidilla de la sociedad mendocina. Se teñía el cabello de color "champaña". Se podría decir moderna, progresista y adelantada. En su hoja de vida, contaba con un matrimonio que declinó, según se cuenta, por el alcoholismo del que era su marido, y luego sostuvo una convivencia con un técnico de aire acondicionado 15 años menor -¡si como lo leen!-, situación que con lo exuberante y llamativo de su cuerpo, hacía una mezcla letal para una familia tradicional del interior, como la mía. Mi madre -decía de su cuñada- que había nacido adelantada para su época. De su boca solo salían cosas extravagantes -de mujer inconveniente- Según la mirada de sus contemporáneas. En el barrio donde viv…

El #CORONAVIRUS ha penetrado mi #GRINDR

Por Juan Cruz Pando | Para que lo voy a negar cuando llegue a Buenos Aires desde Córdoba era bastante tímido e iba por la gran ciudad descubriendo todas las cosas que la gran urbe ofrece con una sola mochila, y dentro todo mi recato. Luego de eso la cosa fue cediendo y ultimamente he tenido muchas experiencias.
Uno de mis amigos más cercanos es un científico que anticipó el desarrollo del coronavirus en Argentina, trazando un plazo de aproximadamente una semana, hizo unas métricas para el Ministerio de Salud, (es virólogo) por lo que luego de escucharlo me encerré en mi departamento en Recoleta. Recoleta es un barrio en donde cuando uno abre el Grindr estalla. No lo he dejado de revisar. Aunque resueltamente no estoy tratando de levantar a extraños en este momento, es bueno ver qué hay extraños que están tratando de levantarme, ¡si tengo algunos problemitas de autoestima! Hay veces que dejo la app abierta como si fuera una ventanita para que entre aire, nada más. En realidad, ha sido…