Ir al contenido principal

Caso Darthés: ¿Quien le cree a Thelma Fardin?? Dentro y fuera del mundo gay.

Por Pablo Fontdeville | Con todo lo que viene ocurriendo con el caso Thelma Fardin me he puesto a pensar quien le cree, y sobre todo quien le cree dentro de nuestra comunidad LGTB, esto lo digo por que ya de por si la loca promedio es bastante escéptica, que hacer con esta, como decirlo, actriz (¿?) ignota, que realmente se hizo conocida por un caso policial más que por la impronta que pueda haber dejado arriba de un escenario en en la T.V. misma. 

Así las cosas hasta hice un encuesta en mis redes y NO, poca gente le cree, muchos piensan que es algo hecho para ganar fama. Ella, Thelma dice por su parte que esto se debe a que es más fácil encontrarla a ella mentirosa que convivir con un monstruo, tirando la pelota y demonizando al otro implicado, Juan Darthés. 
También es verdad que a varios de nosotros los que estamos en esta comunidad nos encantaría (jueguito de la violación mediante al que los gays somos tan afectos), que Juan Darthes nos encuentre a mitad de la noche y nos diga: "Mirá como me ponés" sometiéndonos y dándonos esa paliza sexual que estábamos esperando. En este punto nosotros los gays somos más prácticos nos olvidamos de la "pobre Thelma" y nos convertimos en la adorada "Coca Sarli" para preguntarle a Juan: ¿Qué me va a hacer? ¿No se da cuenta que podría ser su mamá o su hermana? Pero... chupe, chupe, que es trabajo.... Cuak!


Muchos gays piensan en compartir calabozo con Juan Darthes para hacerle pasar mejor el tiempo que dure su condena en caso de que sean varios años... 

El otro personaje que no ayuda en nada a la víctima es la hermana que ha hablado en los medios y ha asegurado asegurado que Juan Darthés no violó a su hermana, ella misma reconoció haber sido violada hace unos años. "Cuando a mí me pasó, me revisaron hasta las uñas de los pies. Tengo miles de pericias y estudios hechos", afirmó, y dijo que no está de acuerdo con "denunciar diez años después", como hizo su hermana. Los hechos denunciados por Thelma Fardin habrían ocurrido en 2009, durante una gira por Nicaragua y cuando Fardín tenía 16 años. "No creo que Darthés haya violado a mi hermana...ella tiene problemas psiquiátricos", dijo en otro momento de la entrevista. Con todo esto Fernando Burlando ya ha pensado en presentarla como testigo de la defensa.
Algo para destacar es que LA colectivA el gremio fraccionado de las actrices que gestionan el #MeTooArgentino, no abrieron la boca en contra de la hermana de Fardin, dato a tener en cuenta porque saltan por cualquier cosa. 
Con esa carita, cuesta pensar que se trate de una turra, fabuladora que le quiere cagar la carrera a un actor y cantante. ¿Por qué poca gente le cree?

Si prestamos atención a todos los implicados en este bolonqui tenemos que atender a las palabras de Fernando Burlando, que con esa cara de Chirolita, dice: que lo que ha hecho Nicaragua con el pedido de captura internacional no tiene sustento intelectual y que se debe más a la vista internacional que está teniendo el caso sobre un país que está ya acusado de ser muy machista y de no dar mucha atención a los miles de violaciones de tipo sexual y de derechos humanos que ahí se practican. 

Igualmente me sigo preguntando y le he preguntado a más gente, saliendo de la capsula LGBT, en el mundo hetero, los hombres en general tampoco le creen, las mujeres son más cautas. Los hombres hetero, piensan que en breve se viene Thelma Fardin "El musical" con Juan Darthés como cantante invitado y con eso terminaría toda la parodia, otros se muestran escépticos a cualquier planteo que se haga de ambas partes y dejan todo librado al azar y la justicia.
En el mundo del espectáculo NADIE le daría trabajo a Fardin porque supone una incomodidad dentro de cualquier elenco. (Esto lo tengo expresamente chequeado con un productor de TV).



Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Por Diego De Alzaga | Un tema del que nadie habla por lo menos de puertas para afuera, pero que todos hacemos puertas adentro. A la pregunta:
¿Hay sexo entre machos en el gimnasio? 
La respuesta que sobreviene luego de algunos titubeos es: 
Y si, ocurre a menudo...
Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.

Gimnasios con "onda" Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido …

Kirill Dowidoff totalmente desnudo, #FOTOS Las importantes medidas que lo hacen un grande

Tenemos la sensación de que verás mucho más de Kirill Dowidoff, aunque después de mirar estas fotos, hay muy poco de este semental ruso realmente oculto. Quien haya hablado con el modelo de 26 años, notará la delicada comprensión del inglés es casi que es tan entrañable como su ridículo cuerpo. Pero te dejaremos decidir.


Si quieres ver más de él te dejamos el enlace a un Instagram creado por sus fans y también las mejores imágenes que nos han provocado una poderosa erección.

¿Cuánto tiempo llevas modelando?

Kirill : Empecé a trabajar como modelo hace seis años



¿Cuál es tu comida favorita?

Kirill : Viajo mucho. Me gusta la buena comida sabrosa, potente. Se me le da preferencia a la carne y los mariscos, pero en general me gusta la comida rusa.



¿Cuál es la experiencia de modelado más extraña que hayas tenido?

Kirill : La experiencia más interesante en modelaje que he tenido es segura: cuando grabamos con los animales para ES Collection, el tigre era como un gato, tan dulce y gentil, pero no e…

Otra historia de amor. Cuando un hombre conoce a otro hombre

Por Ale Kleinebesty | Mi tía Angélica era de esas mujeres que en los '70 no solo practicaba yoga, sino que vivía en Mendoza en una chacra con desniveles y alfombras, leía con un grupo de mujeres modernas como ella, autores franceses e ingleses; tomaba tés raros, en hebras, sin importarle ser la comidilla de la sociedad mendocina. Se teñía el cabello de color "champaña". Se podría decir moderna, progresista y adelantada. En su hoja de vida, contaba con un matrimonio que declinó, según se cuenta, por el alcoholismo del que era su marido, y luego sostuvo una convivencia con un técnico de aire acondicionado 15 años menor -¡si como lo leen!-, situación que con lo exuberante y llamativo de su cuerpo, hacía una mezcla letal para una familia tradicional del interior, como la mía. Mi madre -decía de su cuñada- que había nacido adelantada para su época. De su boca solo salían cosas extravagantes -de mujer inconveniente- Según la mirada de sus contemporáneas. En el barrio donde viv…