Ir al contenido principal

Sexo anal en la antiguedad

El origen del sexo anal se remonta a la antigua Roma y la antigua Grecia, aún así sigue siendo un tabú, porque es considerado malsano o depravado; sin embargo, la fisionomía anal permite el placer tanto en hombres como en mujeres y no habría razón para dejar de experimentarlo. En la antigüedad el sexo anal se practicaba con naturalidad en muchas culturas, tanto en relaciones heterosexuales como homosexuales.
En las épocas grecoromanas el sexo anal era un práctica de lo más habitual entre hombres y mujeres, siendo una manera segura de lograr el placer sexual evitando embarazos no deseados. Por un lado, El emperador romano Tiberio, quien estuvo al mando entre los años 4 y 37, tuvo una vida sexual verdaderamente tumultuosa. Hizo construir un sitio donde hacía que jóvenes tuvieran relaciones frente a él, siendo espectador y participante.

En la antigua Grecia, la homosexualidad era algo habitual y era socialmente aceptado que los hombres jóvenes fueran amantes de los mayores, de quiénes recibían a cambio una educación política, científica y moral.

Los hombres mayores eran siempre los que penetraban a los más jóvenes, ya que las relaciones con hombres de la misma edad eran motivo de deshonra.


También en la Antigua Roma, Marco Antonio o Augusto César tuvieron amantes masculinos. Sin embargo, con la llegada del Oscurantismo a Europa, el amor por el cuerpo y la belleza dejó paso a la religión.

Como para religión la homosexualidad y la práctica sexual sin objetivo de reproducción eran pecado, el sexo anal fue condenado. Y en el siglo VI d.C. el Imperio Romano prohibió la homosexualidad.

Con la llegada del Renacimiento, vinieron los avances científicos, pero la idea de que los pactos con el diablo se sellaban con un pacto anal permaneció. Aunque, por suerte, los castigos a dicha práctica dejaron de ser tan severos

Según un Estudio Nacional de Comportamiento Sexual realizado por el Gobierno de Chile, el 22,7% de la población incluye el sexo anal durante la actividad sexual, ello indica que esta práctica, aunque aún no es masiva, hace parte de la vida sexual de las parejas, tanto homosexuales como heterosexuales, pues el estudio afirma que “el 25% de los hombres reporta sexo anal como una de sus prácticas sexuales, en las mujeres este porcentaje desciende al 20,3%”, que es bastante cercano.

Un mito relacionado con el sexo anal es que está directamente relacionado con la homosexualidad, esto es falso, muchos hombres heterosexuales disfrutan de la inserción de un dedo en el ano durante el acto sexual, ello incrementa el placer y nada tiene que ver con la inclinación sexual.

Comentarios

Marco dijo…
Por este tipo de notas vuelvo a esta pagina!

Entradas más populares de este blog

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Por Diego De Alzaga | Un tema del que nadie habla por lo menos de puertas para afuera, pero que todos hacemos puertas adentro. A la pregunta:
¿Hay sexo entre machos en el gimnasio? 
La respuesta que sobreviene luego de algunos titubeos es: 
Y si, ocurre a menudo...
Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.

Gimnasios con "onda" Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido …

Otra historia de amor. Cuando un hombre conoce a otro hombre

Por Ale Kleinebesty | Mi tía Angélica era de esas mujeres que en los '70 no solo practicaba yoga, sino que vivía en Mendoza en una chacra con desniveles y alfombras, leía con un grupo de mujeres modernas como ella, autores franceses e ingleses; tomaba tés raros, en hebras, sin importarle ser la comidilla de la sociedad mendocina. Se teñía el cabello de color "champaña". Se podría decir moderna, progresista y adelantada. En su hoja de vida, contaba con un matrimonio que declinó, según se cuenta, por el alcoholismo del que era su marido, y luego sostuvo una convivencia con un técnico de aire acondicionado 15 años menor -¡si como lo leen!-, situación que con lo exuberante y llamativo de su cuerpo, hacía una mezcla letal para una familia tradicional del interior, como la mía. Mi madre -decía de su cuñada- que había nacido adelantada para su época. De su boca solo salían cosas extravagantes -de mujer inconveniente- Según la mirada de sus contemporáneas. En el barrio donde viv…

Kirill Dowidoff totalmente desnudo, #FOTOS Las importantes medidas que lo hacen un grande

Tenemos la sensación de que verás mucho más de Kirill Dowidoff, aunque después de mirar estas fotos, hay muy poco de este semental ruso realmente oculto. Quien haya hablado con el modelo de 26 años, notará la delicada comprensión del inglés es casi que es tan entrañable como su ridículo cuerpo. Pero te dejaremos decidir.


Si quieres ver más de él te dejamos el enlace a un Instagram creado por sus fans y también las mejores imágenes que nos han provocado una poderosa erección.

¿Cuánto tiempo llevas modelando?

Kirill : Empecé a trabajar como modelo hace seis años



¿Cuál es tu comida favorita?

Kirill : Viajo mucho. Me gusta la buena comida sabrosa, potente. Se me le da preferencia a la carne y los mariscos, pero en general me gusta la comida rusa.



¿Cuál es la experiencia de modelado más extraña que hayas tenido?

Kirill : La experiencia más interesante en modelaje que he tenido es segura: cuando grabamos con los animales para ES Collection, el tigre era como un gato, tan dulce y gentil, pero no e…