Ir al contenido principal

Frédéric Martel: “El 80% del Vaticano es homosexual”

Por Bruno Bimbi | Su libro aún no llegó a las librerías de nuestro país, pero, en sus primeras entrevistas tras el lanzamiento en París, el periodista francés Frédéric Martel ya puso el dedo en la llaga de la institución gobernada por el argentino Jorge Bergoglio, ahora Francisco, a quien le hizo llegar un ejemplar. La obra, de más de 600 páginas, llega justo cuando el Vaticano enfrenta una de sus mayores crisis de la historia, por las denuncias de abuso sexual de menores –y el encubrimiento de la jerarquía eclesiástica– que involucran a sacerdotes de los cinco continentes y desnudan como nunca los traumas sexuales que Roma nunca ha querido enfrentar.
Para el autor del libro "Sodoma, poder y escándalo en El Vaticano", de próxima publicación, los más interesados en mantener el celibato dentro de la Iglesia son los gays en el armario.

De acuerdo con Martel, puertas adentro de la Iglesia se invierten las estadísticas: mientras, en todo el mundo, la mayoría de los casos de abuso sexual de menores son cometidos por hombres heterosexuales contra niñas de su propia familia, en la Iglesia católica, las víctimas son en general niños y los abusadores, sacerdotes secretamente homosexuales. Y el encubrimiento sistemático se da no solo por motivos corporativos, sino porque muchos obispos que temen que, si los casos se investigan, su propia orientación sexual salga a la luz, aunque ellos no hayan cometido ningún crimen. Aterrorizados en su propio armario, no actúan para proteger apenas al abusador, sino también a sí mismos, porque su vida privada contradice el discurso público, especialmente sobreactuado, de la institución a la que representan.
Los curas y cardenales mas homosexuales son a los que les interesa defender más el celibato
Es por ese mismo motivo que, según el autor, los más interesados en mantener el celibato dentro de la Iglesia son los gays en el armario, que así pasan desapercibidos en un ambiente en el que la sexualidad de los heterosexuales también debe ser clandestina.
Después de haber pasado cuatro años viajando por el mundo y de haber realizado 1500 entrevistas con la participación de 41 cardenales, 52 obispos, 45 nuncios apostólicos y embajadores extranjeros, 11 guardias suizos y más de 200 curas y seminaristas, el autor destaca que, de acuerdo con sus fuentes, alrededor del 80% de la jerarquía eclesiástica es homosexual y que, en El Vaticano, después de celebrar misa, la mayoría de los curas sale a disfrutar de la noche gay de Roma.
Ni en el Castro, mítico barrio gay de San Francisco donde vivió Harvey Milk, hay una comunidad homosexual tan numerosa como en El Vaticano, dice Martel, y da un ejemplo: al menos la mitad de los 12 cardenales más cercanos a Juan Pablo II durante su papado eran gays. Paradójicamente, una de las instituciones más homofóbicas del mundo, que usa su poder de presión para impedir el avance de los derechos civiles de la población LGBT en todos los países donde tiene influencia política, es a la vez gobernada por una cúpula mayoritariamente homosexual que repudia en público su propia, oculta, vida íntima.
“Cuanto más homofóbico es un obispo, más posibilidades hay de que sea gay”, dice Martel, cuyas revelaciones sorprendieron a un total de cero personas, aunque sea la primera vez que una investigación profunda y rigurosa da tantos detalles de lo que ya era un secreto a voces. Seamos francos, cualquier entendido sabe que en los seminarios hay más sexo entre hombres que en el dark room de la disco Amerika.

La pregunta, entonces, es por qué

¿Qué es lo que lleva a tantos homosexuales a ingresar a una institución tan homofóbica? ¿Por qué, si esa institución está llena de homosexuales, su discurso homofóbico no cambia? ¿Cuál es la clave para explicar tamaña contradicción?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Por Diego De Alzaga | Un tema del que nadie habla por lo menos de puertas para afuera, pero que todos hacemos puertas adentro. A la pregunta:
¿Hay sexo entre machos en el gimnasio? 
La respuesta que sobreviene luego de algunos titubeos es: 
Y si, ocurre a menudo...
Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.

Gimnasios con "onda" Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido …

Otra historia de amor. Cuando un hombre conoce a otro hombre

Por Ale Kleinebesty | Mi tía Angélica era de esas mujeres que en los '70 no solo practicaba yoga, sino que vivía en Mendoza en una chacra con desniveles y alfombras, leía con un grupo de mujeres modernas como ella, autores franceses e ingleses; tomaba tés raros, en hebras, sin importarle ser la comidilla de la sociedad mendocina. Se teñía el cabello de color "champaña". Se podría decir moderna, progresista y adelantada. En su hoja de vida, contaba con un matrimonio que declinó, según se cuenta, por el alcoholismo del que era su marido, y luego sostuvo una convivencia con un técnico de aire acondicionado 15 años menor -¡si como lo leen!-, situación que con lo exuberante y llamativo de su cuerpo, hacía una mezcla letal para una familia tradicional del interior, como la mía. Mi madre -decía de su cuñada- que había nacido adelantada para su época. De su boca solo salían cosas extravagantes -de mujer inconveniente- Según la mirada de sus contemporáneas. En el barrio donde viv…

Revelaciones: ¿A pelo y sin culpas?

Por Gabo Hunt | Me llama mucho la atención la cantidad de flacos que aunque les revelo que soy sero+ hacen como si no escucharan y siguen adelante como si nada en su plan de penetrarme y tener sexo a pelo, muchos fundamentan que si estoy medicado y negativizado ya no contagio y que no hay nada que perder. ¿Pero quien está exento a las tentaciones?



Sexo de "en de veras" Las causas por las que una persona decide tener prácticas sexuales de riesgo son muchas, señala en su artículo ¿Quién está fallando, quién?, Ford Hickson, investigador de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, especializado en conductas de los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH). El autor describe que algunas de las razones que alientan dicho comportamiento son: el poder del placer sexual (“si no entiendes el riesgo sexual es, probablemente, porque no aprecias el deseo sexual”), la rápida expansión de la escena gay en “un amplio sector de negocios que ofrece servicios de contacto sex…