Ir al contenido principal

Mentiras que te llevan a la cárcel

¿Recuerdan al personaje de ficción pinocho un muñeco que vuelve a la vida, pero se la pasa mintiendo? En la vida real todos en algún momento llegamos a ser mentirosos como este personaje ficticio, ¿pero te has preguntado a donde te llevan tus mentiras por pequeñas que sean? A continuación mentiras que te llevan a la cárcel.



Un estudio sobre las mentiras:


En promedio las personas mentimos diez veces por día y cuando lo hacemos realizamos un esfuerzo mayor que al decir la verdad. Además, los hombres tienden a mentir más que las mujeres y no sienten culpa por hacerlo, según un estudio realizado por el Museo de Ciencia de Londres.


Pero las mujeres mienten mejor y según no lo hacen por deshonradas sino porque las mujeres son mucho más propensas a ocultar la verdad o decir pequeñas mentiras para evitar herir los sentimientos de alguien (Ternuritas).


Mentiras que te llevan a la cárcel


Pues bien decir mentiras no es recomendable, en vez de ayudarte hace que se compliquen más las cosas por ejemplo una mentira puede llevar a una separación, un despido, un mal entendido y hasta a la cárcel. Entonces si estás pensando en mentir para lograr un fin no te lo recomendamos ya que hay sanciones legales escritas en el código penal, por ejemplo:


El código penal del distrito federal que también funciona para otras entidades, en su capítulo segundo FALSEDAD ANTE AUTORIDADES


ARTÍCULO 311. Quien al declarar ante autoridad en ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas, faltare a la verdad en relación con los hechos que motivan la intervención de ésta, será sancionado con pena de dos a seis años de prisión y de cien a trescientos días multa.


Si la falsedad en declaración se refiere a las circunstancias o accidentes de los hechos que motivan la intervención de la autoridad, la pena será de uno a tres años de prisión y de cincuenta a ciento cincuenta días multa.


ARTÍCULO 312. A quien con el propósito de inculpar o exculpar a alguien indebidamente en un procedimiento penal, ante el Ministerio Público o ante la autoridad judicial, declare falsamente en calidad de testigo o como denunciante, además de la multa a que se refiere el primer párrafo del artículo 311, será sancionado con pena de tres a siete años de prisión si el delito materia de la averiguación previa o del proceso no es grave. Si el delito es grave, se impondrá de cinco a diez años de prisión.


lie


Mentir por maltrato, violación, robo, corrupción o acoso te lleva a la cárcel tanto a los que mintieron en su declaración como a la gente inocente que inculparon solo por salir bien librados. En estos tiempos de pérdida de valores es de suma importancia que inculquemos y practiquemos la honradez, de lo contrario la podemos pasar muy mal.


Notas relacionadas mentiras que te llevan a la cárcel:


Las mentiras que más dicen las mujeres. Aquí.


7 formas de saber si tu pareja te está diciendo una gran mentira. Aquí.


Mentiras piadosas que dicen los papás. Aquí.


La entrada Mentiras que te llevan a la cárcel aparece primero en Ideas Que Ayudan.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Por Diego De Alzaga | Un tema del que nadie habla por lo menos de puertas para afuera, pero que todos hacemos puertas adentro. A la pregunta:
¿Hay sexo entre machos en el gimnasio? 
La respuesta que sobreviene luego de algunos titubeos es: 
Y si, ocurre a menudo...
Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.

Gimnasios con "onda" Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido …

Otra historia de amor. Cuando un hombre conoce a otro hombre

Por Ale Kleinebesty | Mi tía Angélica era de esas mujeres que en los '70 no solo practicaba yoga, sino que vivía en Mendoza en una chacra con desniveles y alfombras, leía con un grupo de mujeres modernas como ella, autores franceses e ingleses; tomaba tés raros, en hebras, sin importarle ser la comidilla de la sociedad mendocina. Se teñía el cabello de color "champaña". Se podría decir moderna, progresista y adelantada. En su hoja de vida, contaba con un matrimonio que declinó, según se cuenta, por el alcoholismo del que era su marido, y luego sostuvo una convivencia con un técnico de aire acondicionado 15 años menor -¡si como lo leen!-, situación que con lo exuberante y llamativo de su cuerpo, hacía una mezcla letal para una familia tradicional del interior, como la mía. Mi madre -decía de su cuñada- que había nacido adelantada para su época. De su boca solo salían cosas extravagantes -de mujer inconveniente- Según la mirada de sus contemporáneas. En el barrio donde viv…

Revelaciones: ¿A pelo y sin culpas?

Por Gabo Hunt | Me llama mucho la atención la cantidad de flacos que aunque les revelo que soy sero+ hacen como si no escucharan y siguen adelante como si nada en su plan de penetrarme y tener sexo a pelo, muchos fundamentan que si estoy medicado y negativizado ya no contagio y que no hay nada que perder. ¿Pero quien está exento a las tentaciones?



Sexo de "en de veras" Las causas por las que una persona decide tener prácticas sexuales de riesgo son muchas, señala en su artículo ¿Quién está fallando, quién?, Ford Hickson, investigador de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, especializado en conductas de los hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH). El autor describe que algunas de las razones que alientan dicho comportamiento son: el poder del placer sexual (“si no entiendes el riesgo sexual es, probablemente, porque no aprecias el deseo sexual”), la rápida expansión de la escena gay en “un amplio sector de negocios que ofrece servicios de contacto sex…