Page Nav

HIDE

Hide

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Sidebar

Dambiente es un magazine orientado a temas LGTTB que publica diariamente, con una gran variedad de autores y temáticas, definido en una palabra: INDEPENDENCIA

Top Ad

//

Últimos post

latest

Grindr: su uso en la Iglesia.

Pablo Fontdeville | En los últimos dos meses una investigación puso en alerta a la Iglesia Católica. Durante julio el blog católico conserv...

Pablo Fontdeville | En los últimos dos meses una investigación puso en alerta a la Iglesia Católica. Durante julio el blog católico conservador The Pillar publicó tres informes con análisis de datos de celulares de sacerdotes de distintos niveles de la jerarquía de la Iglesia, que llevaron a los autores a reunirse con máximas autoridades del Vaticano.


La noticia generó revuelo porque antes de la publicación del primer informe, del cual las autoridades de la Iglesia ya estaban al tanto, se produjo la renuncia del ex secretario general de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, el monseñor Jeffrey Burrill. En el blog los editores de The Pillar, J. D. Flynn y Ed Condon, aseguran que el celular del monseñor Burrill “muestra que el sacerdote también visitó bares gay y residencias privadas mientras usaba una aplicación de conexión basada en la ubicación en numerosas ciudades de 2018 a 2020”.

En otros dos posteos se centran en análisis de datos de celulares que demostrarían la utilización de la aplicaciones de citas, siendo Grindr la única mencionada explícitamente, en más de 10 rectorías de la Arquidiócesis de Newark, en Nueva Jersey, y también dentro de la Ciudad del Vaticano, en áreas donde no pueden acceder los turistas.

El hecho generó preocupación en la jerarquía de la Iglesia, que ya viene atravesada en las últimas décadas por escándalos de denuncias de abuso sexual en todo el mundo, donde su rol central es el encubrimiento de los involucrados.

Las alarmas de la institución milenaria saltaron, por un lado, porque la utilización de estas aplicaciones se contraponen con el voto de celibato. El cardenal de Newark, Joseph W. Tobin, declaró en un panel organizado por la Universidad de Georgetown que “si alguien que ha hecho una promesa de celibato o un voto de castidad tiene una aplicación de citas en su celular, puede meterse en problemas”.

Y por otro lado, por la utilización de información proveniente de los celulares para realizar estas denuncias, cuyo origen no fue aclarado por los autores, que no quieren por el momento brindar más información ni dar entrevistas a los medios. Se trataría de “un conjunto de datos muy grande” por lo que afirmaron. El director ejecutivo de la Asociación de Sacerdotes Católicos de Estados Unidos, Bob Bonnot, declaró que el uso de datos de celulares “puede ser terriblemente amenazante” y que “puede hacer sentir incómodos y preocupados a todos los sacerdotes”.

Según los autores, The Pillar se reunió una hora y media con el Cardenal Pietro Parolin, Secretario del Estado del Vaticano, y con el Dr. Paolo Ruffini, Prefecto del Dicasterio de Comunicaciones del Vaticano, para presentar sus informes. Ambas partes acordaron mantener la discusión en confidencialidad. Matteo Bruni, un portavoz del Vaticano, confirmó que la reunión se realizó el 17 de junio y que el Vaticano decidió no responder al informe.

Los editores aseguran que “los datos de señales disponibles comercialmente” fueron obtenidos legalmente y su autenticidad fue confirmada. El método para obtenerlos también llevó a que responda la empresa Grindr con un comunicado: “No creemos que Grindr sea la fuente de los datos, ni creemos que la evidencia que hemos visto sugiera que este sea el caso”. También afirmaron que “lo que está claro es que este trabajo implicó mucho más que un pequeño blog”.

La aplicación de citas, destinada centralmente a hombres homosexuales, hasta 2020 proporcionaba datos de ubicación de los usuarios a plataformas independientes de intercambio de anuncios en línea. Situación que los llevó a que en Noruega les impongan una multa de 11,7 millones de dólares por facilitar datos de usuarios, entre ellos, ubicaciones precisas.

Los informes dejan abiertos interrogantes sobre cómo obtuvo los datos The Pillar, cuáles más posee y si publicará más información, así cómo también cuál es la postura de la Iglesia, que tanto desde el Vaticano como en Newark frente al escándalo decidió no dar declaraciones sobre el tema. Lo cierto es que la Iglesia católica, empapada por los casos de corrupción en el manejo de fondos millonarios y las denuncias de abuso sexual, busca evitar sumar más escándalos que la sigan desprestigiando.

No hay comentarios

Que tu mensaje sea respetuoso, de no serlo no será publicado...

popads