Page Nav

HIDE

Hide

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Sidebar

Dambiente es un magazine orientado a temas LGTTB que publica diariamente, con una gran variedad de autores y temáticas, definido en una palabra: INDEPENDENCIA

Top Ad

//

Últimos post

latest

¿Tú medico habla con vos o solo te hace clic?

Por Ale K | Entonces, tu médico (o asistente médico o enfermera o practicante de enfermería) entra en la sala de examen o consultorio, te sa...

Por Ale K | Entonces, tu médico (o asistente médico o enfermera o practicante de enfermería) entra en la sala de examen o consultorio, te saluda y se sienta frente a una computadora portátil, ya sea la que ya estaba en sus manos o la que ya está allí, en un escritorio o montado en la pared.




Te hace una serie de preguntas, sin mirarte, solo mira la pantalla de la computadora. Pulsa en el teclado, haciendo clic de un campo a otro en el formulario en línea. Su médico asiente con la cabeza mientras habla, tal vez pidiendo más detalles aquí y allá.

¿Te suena familiar?


Los pacientes a menudo me hablan de cómo la experiencia de reunirse con su médico se siente cada vez menos personal y frustrante. Todo ese toque y clic es una de las razones por las que se sienten así.

 “Entré para hablar con mi doctora sobre algunas cosas y ella se pasó todo el tiempo haciendo clic en mí. ¡Extraño los tiempos cuando ella me hablaba y no miraba fija una pantalla de computadora! " me dijo un paciente recientemente.

Independientemente de la época en la que nació, según mi experiencia, los pacientes que viven con  VIH quieren tener una relación personal con sus proveedores de atención médica primaria, ya que lo más probable es que sea una relación continua. Por eso, puede ser especialmente frustrante sentir la desconexión que puede crear la barrera de una pantalla de computadora y un mouse.

¿Pero adivina que? Los proveedores de atención médica sienten lo mismo: cuando vienen a consulta dicen: “Solía ​​poder hablar con mis pacientes. Ahora tengo que hacer clic sobre ellos, y tengo a un supervisor controlando que atienda a xx pacientes por turno ".

El monitor de la computadora puede sentirse como una barrera electrónica entre vos y tu médico. Lo estás sintiendo VOS y lo está sintiendo TÚ MEDICO. Y para que el tiempo juntos se sienta aún menos impersonal, ese monitor tiene un formulario electrónico que debe completarse. Esto obliga a tu médico a hacer una serie de preguntas, lo que hace que su conversación se vuelva aún más mecánica.

Es posible que alguno recuerde los días en que los médicos grababan algunos comentarios de voz al final de su cita que eran enviados a un transcriptor médico. Esos días se acabaron. La forma en que se practica la medicina ha cambiado drásticamente, como estoy seguro de que saben, y eso incluye las formas en que los médicos deben llevar registros. 

Hay algo que puedas hacer? Bueno, sí y no. Pero aquí hay un comienzo:

Primero, aceptar. La atención médica debe brindarse dentro de ciertas pautas de mejores prácticas y, nos guste o no, todo ese mantenimiento de registros es parte del trato. Entonces, las herramientas del oficio incluyen estetoscopio, termómetro (digital)… teclado y mouse. Es el mundo en el que vivimos.

No te lo tomes como algo personal. El hecho de que el monitor de la computadora sea el que reciba todo el contacto visual no significa que su médico no quiera tener una conversación con vos o que no se preocupe por tu bienestar. Las reglas han cambiado, no el compromiso de tu médico con vos.

Tener sentido del humor. Una de las mejores formas de lidiar con una situación frustrante es reírse de ella. Y tiene que haber algo gracioso en dos seres humanos hablando con un dispositivo electrónico en lugar de uno al otro. Quién sabe, tu médico podría incluso agradecerle una broma. Y desde ahí comenzar a gestar la relación médico paciente.



Buscando el beneficio.
A pesar de la falta de humanidad, el mantenimiento de registros precisos y detallados tiene una ventaja. Ese formulario electrónico obliga al médico a hacer preguntas que podría olvidar en una conversación más informal. Ayuda a asegurar que tu médico pueda monitorear tu condición de manera más efectiva mediante el seguimiento de los síntomas que surgen con el tiempo, así como el progreso que está logrando. Y estos registros también aseguran que la información histórica que pueda ser necesaria más adelante esté fácilmente disponible.

Inicia una conversación real. Seguro, tu médico tiene una cantidad limitada de tiempo con vos. Pero aún así, no está absolutamente limitado a lo que la computadora quiera saber. Después de que tu médico haya dejado de tocar y hacer clic, aún puedes hacerle cualquier pregunta que hayas traído contigo. Es posible que desees utilizar tu sentido del humor nuevamente aquí: "Sé que no soy ni la mitad de interesante que la pantalla de la computadora, pero ¿podemos hablar un minuto sobre ..." (Dicho con una sonrisa).

Hacer clic en el mouse de la computadora se ha convertido en una práctica estándar durante la visita. Aprende a vivir con ello. Reconoce el beneficio. Pero no dejes que reemplace por completo el contacto visual bueno y antiguo. Vos lo aprecias, y ellos también.




No hay comentarios.

Que tu mensaje sea respetuoso, de no serlo no será publicado...

popads