Page Nav

HIDE

Hide

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Sidebar

Dambiente es un magazine orientado a temas LGTTB que publica diariamente, con una gran variedad de autores y temáticas, definido en una palabra: INDEPENDENCIA

Top Ad

//

Últimos post

latest

Vivir con HIV, nosotros y los miedos en 2020

  Por Gabo Hunt | Sabemos que el VIH no mata: La ignorancia y discriminación si.   Por ello, ahora contamos con una herramienta para apoyarn...

 Por Gabo Hunt | Sabemos que el VIH no mata: La ignorancia y discriminación si. Por ello, ahora contamos con una herramienta para apoyarnos y compartir conocimientos, informaciones y experiencias para tratar de llevar una vida normal igual que un seronegativo y más cuando se sabe que en Argentina hay muchos seropositivos con mas de 20 años que llevan una vida común y corriente como cualquier otro mortal. Bebemos, bailamos, trabajamos, estudiamos, tenemos sexo (con protección o no para que negarlo), somos felices iguales, pero con un régimen de alimentación y tratamiento al día como también modificación de nuestro estilo de vida.



Les quiero contar casos de gente que he conocido haciendo grupos de seropositivos o por la vida y que me han ido contando sus casos o los casos que a ellos le pasaron y a mi me impactaron. Me llama la atención hoy en día que haya chicos muy jóvenes de veintipico de años que piensen que ser portadores es tomarse solo una pastillita y sacarse el tema del contagio de encima como para empezar a gozar del sexo y living la vida loca. Nada más alejado.

Pasar por esta experiencia supone una cuota de dolor física como psicológica que muchas veces a algunos nos deja inmovilizados un par de meses o años.

No olvidemos que esta es una condición que a diferencia con otras SE SUELE VIVIR EN SILENCIO. No se puede estar orgulloso de lo que se tiene pero si de lo que somos. Es un secreto entre uno y lo que tenemos en nuestra sangre…

La mayoría de las muertes debidas al VIH se están dando en personas que desconocían su seropositividad y que cuando se quieren dar cuenta tienen su sistema inmunitario ya destrozado y desarrollan enfermedades oportunistas muy graves y penosas. Si todavía hoy ocurre, generalmente por meningitis o neumonia.

Tengo un amigo llamado Marcelo, que tiene 52 años y me contaba que una vez sintió que algo raro estaba pasando con su ex –esto ocurrió a principios de los ’90, cuando todavía los retrovirales eran algo del futuro- algo lo aquejó de golpe y tuvo una mala sensación. En sus palabras dijo:

Ese año en febrero del ‘90 murió mi ex y todo paso muy rápido. Un día decidí visitarlo porque me extrañaba que llevara dos semanas sin escribirme. Cuando fui a su casa fue desagradable lo que vi: bañado en heces, orina y sudor. Tuve que llevarlo de urgencia al hospital de CLÍNICAS y llamar a su hermana que VIVÍA en un pueblo del sur de Córdoba, como era una negadora tardó más de una semana y llamadas recurrentes en llegar para que lo cuidara. Al cabo de un mes me llama la hermana dándome la noticia sobre su muerte. Le habían diagnosticado un tumor en la cabeza y diagnosticado de HIV positivo. Tenia sus defensas muy destruidas y no aguantó los tratamientos para el cáncer", me comenta Marcelo mientras se fuma un cigarrillo en la Plaza de Mayo.


"Julian, Julian seguramente este año muere...."



Esas fueron las palabras de Mateo (seronegativo) grabada en la mente de muchos cordobeses, pero le paso como a Amaranta en la novela cien años de soledad. Amaranta se hacia imágenes mentales sobre la muerte, planes y entierro de su prima hermana Rebeca. Sucedió y aconteció que Amaranta murió mucho antes que la misma Rebeca.

En un mes de agosto encontraron muerto a Mateo en su cama y según los paramédicos sufrió un infarto, lo que evidencia que muchos pueden morirse antes sin necesidad de tener HIV...

Julian lleva más de ocho años diagnosticado de HIV, (estuvo en el cuadro de SIDA por un año) y gracias a Dios esta actualmente estable: Su caso es que en un principio sufrió de toxoplamosis y estuvo más de un año con tratamiento profilaxis. Hoy por hoy esta en silla de rueda en vista de que sufrió una caída producto de su debilidad corporal ocasionándole rotura en una pierna. Para su familia fue un vía crucis buscar médicos, hospitales y clínicas privadas. Al final, ningún medico quiso operarlo al conocerse su condición, discriminación medica total.



Indetectable = intransmisible


Cuando Lucas Gutiérrez conoció que iba a tener que vivir con VIH no había naturalidad y dice que no sabía qué iba a pasar con su sexualidad. Con el tratamiento antirretroviral logró ser indetectable = intransmisible. Florencia Cahn explica la dinámica de multiplicación del virus en sangre como una fotocopiadora que funciona muy rápido y ataca a las células del sistema inmune -los linfocitos T CD4- “y al tener más copias tenemos más virus para que ataque a los CD4”. El tratamiento antirretroviral no es curativo pero evita que el virus se multiplique. Cahn explica que una persona con una carga viral indetectable por más de 6 meses no puede transmitir el virus.

El acceso al tratamiento y la medicación necesaria para controlar el VIH es gratuito pero hay problemas de acceso a la información y a las drogas necesarias. El panorama opuesto es el diagnóstico tardío o la falta de uno: basándose en números oficiales, Miguel Pedrola, director de AHF para Latinoamérica y el Caribe, estima que por año mueren aproximadamente 1.500 por afecciones ligadas al Sida, y esto considerando que la Argentina está en un estadío mejor que el resto de los países de la región en términos de tratamientos.

Lucas reflexiona: "Imaginate cómo cambia nuestra vida como persona viviendo con VIH sabiendo que no transmitimos el virus, sabiendo que hay una cantidad menor de virus en nuestro cuerpo por lo tanto afecta menos nuestra salud. No todas las personas tienen acceso a esta información tan importante relacionada con nuestra vida social, con nuestra vida afectiva. Desde el año 2016 hasta el año 2019 hubo grandes faltantes no solo de medicación sino de poder hacer nuestros controles, de saber cómo estaba nuestra salud en ese momento. Hoy sigue habiendo faltantes".

Que falte medicación no es solamente ir al centro de salud y no recibir las pastillas para continuar el tratamiento, “es ir y que en vez de que te la den para un mes te den para 10 días, es ir y en lugar que te den tu medicación te den un reemplazo”.

Las drogas contempladas dentro de la Ley Nacional de Sida, promulgada hace 30 años, no contempla la producción nacional de medicamentos. El reclamo por una nueva ley de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) lleva años y ya pasó por el Congreso en dos oportunidades en las que perdió estado parlamentario.

En palabras de Lucas Gutiérrez sobran motivos por los cuales la Ley 23.798 no se lleva bien con lo que pasa en 2020, no contempla a las personas que nacen con VIH, las distintas identidades, pero tampoco la discriminación laboral ante la que se exponen cuando se les niega un trabajo al someter la sangre a análisis ilegales de VIH en exámenes preocupacionales.




No hay comentarios

Que tu mensaje sea respetuoso, de no serlo no será publicado...

popads