Ir al contenido principal

HOMBRES: Nuestras etapas sexuales.

Por Pablo Fontdeville | Aunque presumamos de nuestra gran experiencia sexual, aún existe mucho desconocimiento sobre la sexualidad en general. Conocer las etapas sexuales del hombre, nos ayudará a conocernos mejor y sacar el máximo partido en nuestras relaciones sexuales.
Los estereotipos son uno de los principales obstáculos para disfrutar en la intimidad. De manera particular, estos prejuicios psicosociales pueden afectar la vida sexual del hombre, así como su desempeño o rendimiento en la intimidad. No obstante, las exigencias y factores pueden cambiar con el paso del tiempo.
Así mismo, el sexólogo del Instituto Mexicano de la Sexualidad, Roberto Soto y Ramírez, explica que el rendimiento sexual de un hombre varía de acuerdo con su edad y estado físico, aunque también se pueden determinar ciertos periodos de su vida sexual en los que se coincide en determinadas características.
1. A los 20 años. Es considerado como el periodo de mayor actividad sexual de los hombres debido a su alta energía y libido. Si bien existen algunos prejuicios, desean tener el mayor número de experiencias, además de ser un periodo con más fantasías. Son propensos a la ansiedad sexual y a la eyaculación precoz por causas psicológicas; por el contrario, su rendimiento sexual es extenso y vigoroso.
2. A los 30 años. Respecto a sus experiencias y actividad sexual, ya no se trata de la cantidad, sino de la calidad y su significado. El deseo sexual comienza a descender, por lo que su rendimiento está acompañado de muchos más juegos y preludio. Disfruta tanto la conquista, como la intimidad. Debido a sus actividades, la frecuencia de las relaciones también disminuye.
3. Entre los 40 y 50 años. Gracias a su experiencia y mayor conocimiento, gusta de complacer mucho más a su pareja y de disfrutar con mayor intensidad en la intimidadNo teme experimentar, por lo que está abierto a nuevas experiencias, aunque el deseo sexual se reduce más, tanto como la frecuencia de la actividad.
4. A los 60 años. Hay estudios que señalan que la capacidad sexual de un hombre a esta edad dependerá de la actividad que haya llevado a lo largo de su vida. Por ello, si se ha vivido el sexo de una forma sana y habitual, será mucho más fácil mantener relaciones íntimas. Pero, en general, podemos decir que en estos años la sexualidad está supeditada a los cambios biológicos.
5. A partir de los 70 años. El sexo, entendido como erecciones y coito anal es esporádico. Las relaciones ya no se concentran únicamente en el punto genital, sino que se buscan nuevos caminos para la intimidad, como las caricias genitales y los besos.

Según los especialistas, la calidad e intensidad con que se disfruta de la intimidad, no está directamente relacionado con la cantidad ni la frecuencia, por lo que el desempeño y el rendimiento sexual de un hombre dependerá más de su buen estado físico y experiencia.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Por Diego De Alzaga | Un tema del que nadie habla por lo menos de puertas para afuera, pero que todos hacemos puertas adentro. A la pregunta:
¿Hay sexo entre machos en el gimnasio? 
La respuesta que sobreviene luego de algunos titubeos es: 
Y si, ocurre a menudo...
Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.

Gimnasios con "onda" Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido …

Otra historia de amor. Cuando un hombre conoce a otro hombre

Por Ale Kleinebesty | Mi tía Angélica era de esas mujeres que en los '70 no solo practicaba yoga, sino que vivía en Mendoza en una chacra con desniveles y alfombras, leía con un grupo de mujeres modernas como ella, autores franceses e ingleses; tomaba tés raros, en hebras, sin importarle ser la comidilla de la sociedad mendocina. Se teñía el cabello de color "champaña". Se podría decir moderna, progresista y adelantada. En su hoja de vida, contaba con un matrimonio que declinó, según se cuenta, por el alcoholismo del que era su marido, y luego sostuvo una convivencia con un técnico de aire acondicionado 15 años menor -¡si como lo leen!-, situación que con lo exuberante y llamativo de su cuerpo, hacía una mezcla letal para una familia tradicional del interior, como la mía. Mi madre -decía de su cuñada- que había nacido adelantada para su época. De su boca solo salían cosas extravagantes -de mujer inconveniente- Según la mirada de sus contemporáneas. En el barrio donde viv…

El #CORONAVIRUS ha penetrado mi #GRINDR

Por Juan Cruz Pando | Para que lo voy a negar cuando llegue a Buenos Aires desde Córdoba era bastante tímido e iba por la gran ciudad descubriendo todas las cosas que la gran urbe ofrece con una sola mochila, y dentro todo mi recato. Luego de eso la cosa fue cediendo y ultimamente he tenido muchas experiencias.
Uno de mis amigos más cercanos es un científico que anticipó el desarrollo del coronavirus en Argentina, trazando un plazo de aproximadamente una semana, hizo unas métricas para el Ministerio de Salud, (es virólogo) por lo que luego de escucharlo me encerré en mi departamento en Recoleta. Recoleta es un barrio en donde cuando uno abre el Grindr estalla. No lo he dejado de revisar. Aunque resueltamente no estoy tratando de levantar a extraños en este momento, es bueno ver qué hay extraños que están tratando de levantarme, ¡si tengo algunos problemitas de autoestima! Hay veces que dejo la app abierta como si fuera una ventanita para que entre aire, nada más. En realidad, ha sido…