Ir al contenido principal

Estrenos: crítica de “Marilyn”, de Martín Rodríguez Redondo

Basada en una historia real, la opera prima de Rodríguez Redondo que participó en el Festival de Berlín toma como eje la vida de un adolescente que trata de escapar a la gris cotidianeidad provinciana de su sufrida familia de clase trabajadora. Y lo hace maquillándose y vistiéndose como mujer. Su padre (Germán de Silva) y su hermano se dedican al campo y no parecen prestarle demasiada atención pero su madre (la actriz chilena Catalina Saavedra), que es modista, parece notar que algo inusual sucede con él.


Cuando llega el carnaval, Marcos (Walter Rodríguez), que en la vida diaria es tímido y silencioso, ya se ha vuelto la Marilyn del título, desfilando en toda su gloria femenina y dejando entrever la ilusión de otra vida posible en su rostro. Pero, claro, el carnaval es una cosa y la vida cotidiana es otra, por lo que no le será muy fácil convivir con el alrededor, ni aún cuando encuentre en ese ambiente hostil algo parecido a una posible historia de amor.


Este drama cauto se va oscureciendo y acercando a un final trágico que llegará de todos modos de una manera inesperada. Se trata de una película que, aún cuando funciona por momentos en base a patrones clásicos y arquetípicos, pone el acento y el eje en el enorme camino que falta transitar para que una persona como Marcos/Marilyn pueda ser entendida y aceptada por su marco social, cultural y hasta familiar. Los micromundos urbanos y algunas leyes progresistas pueden hacer pensar que estas cosas deberían ser asuntos del pasado, pero en esta suerte de “Lejano Oeste” en el que transcurre el filme, vivir al margen de las convenciones sigue siendo un tema de vida o muerte.


La entrada Estrenos: crítica de “Marilyn”, de Martín Rodríguez Redondo se publicó primero en Micropsia.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

CONTENIDO EXPLICITO – “CRUISING” por Viktor Kovacs Photography.

Flavio Mendoza se desnudó junto con un modelo que se parte, para promocionar un perfume

Poco nos importa Flavio Mendoza pero hay que destacar que sorprendió poniéndose en bolas junto a un modelo que está que se parte. En las fotos Flavio y Martín Menar, que de él se trata, posan totalmente desnudos dentro de un auto descapotable y en la ruta, en una producción que se realizó en el Camino de las Altas Cumbres, que conecta Carlos Paz con Mina Clavero, en Córdoba. ​
En varias de las fotos aparecen apoyados uno sobre el otro, en poses muy sensuales y completamente desnudos. Flavio Mendoza promociona su perfume (Web) En algunas de las tomas se puede ver la botella del perfume, y Flavio escribió en Instagram “Sé tu mismo” como un slogan de la fragancia. Las fotos fueron muy criticadas en los comentarios de los usuarios, que le dijeron que se había pasado de tono con las imágenes. Pero Mendoza no les dio cabida y compartió una de ellas es sus stories con el texto “Critiquen a gusta bb”. Flavio Mendoza promociona su perfume (Web) Flavio Mendoza promociona su perfume (Web)

¿Sexo entre machos en el gimnasio? Y si, ocurre a menudo.

Además, a la pregunta si preferían usar ropa de entrenamiento cómoda o sexy en el gimnasio; el 40% dijo que la comodidad es prioritaria sobre la apariencia. Sin embargo, el 60% dijo que prefieren usar ropa sexy solo en caso de que conozcan a alguien que quieren impresionar.


Gimnasios con "onda"
Acá te dejamos un ranking (de una encuesta que hicimos en twitter) de los gimnasios donde más se curte en Buenos Aires. Donde además de sacar músculos, te sacan la lech...

Megatlon, sobre todo el de la calle Rodriguez Peña 1062 y la sede Alto Palermo.

Sportclub, toda la cadena, ¿donde más se curte?, en la sede de Belgrano. 

Le Parc GYM: (Centro) no soy socio, pero el otro día haciendo un recorrido para cambiarme de GYM, yo vestido de ejecutivo, tipo 2 de la tarde, terminando mi tour en el baño de abajo, fueron suficiente dos miradas para terminar con un flaco nadador.

Well-club: también la sede que más se mueve es la de Rodriguez Peña. 

Mega gym: la sede de Belgrano pasan muchas cosas y el …