AleKEn muchas ocasiones mis pacientes se preguntan que hacer cuando sus parejas hablan mucho de sus ex. Una vez uno de ellos, se refirió a la suya –a su pareja- como sufriendo el síndrome Rebecca, (esa mujer inolvidable) y créanme era muy interesante el paralelismo que hacia con la primera película de Alfred Hitchcock de 1940 hecha en Estados Unidos. Cuyos protagonistas son Joan Fontaine y Laurence Olivier.

Ocurría que su pareja –Carlos-  había perdido en un accidente al que fuera anteriormente su gran amor, -Alberto-  ambos (mi paciente y Carlos) convivían en la casa que había sido la morada del matrimonio anterior.

En las paredes –contaba mi paciente- se encontraban aún retratos de su actual y el difunto mostrándose felices a la cámara en momentos que habían vivido juntos.

 

La sala estaba coronada con un gran cuadro donde el fallecido –en palabras de mi paciente- se mostraba espléndido, desafiante e imposible de ser imitado. Incluso amigos suyos que habían visitado la casa lo miraban displicentes y con conmiseración al tener frente a si dicha obra de arte.

 

Lo del síndrome Rebecca venia a colación de una situación particular que había sucedido con el que era en la actualidad su pareja, Carlos.

 

Rebecca
El actor inglés Laurence Olivier trató horriblemente a Joan Fontaine durante el rodaje. Esto afectó a la actriz, y Hitchcock aprovechó para hacerle creer que todo el mundo del equipo de rodaje la odiaba, haciéndola más tímida y reservada, justo lo que quería el director para el personaje. Le hizo sentir en carne propia el guión de la película.

¿Pero que es lo que ocurría en la película de Alfred Hitchcock?

 

Maximilian De Winter ha perdido a su esposa, Rebeca De Winter, dada por muerta y desaparecida en la costa. Va a Montecarlo con el ánimo de sobreponerse a lo sucedido. Allí conoce a una joven, empleada por una señora, Mrs. Van Hopper, como dama de compañía. Ambos se enamoran y se casan rápidamente.

Cuando se instalan en Manderley, la mansión de Maxim en Cornualles, al sureste de Inglaterra, la joven esposa empieza a darse cuenta de que la sombra de la anterior señora De Winter sigue presente en la casa, en su ama de llaves, Mrs. Danvers (Judith Anderson), y también en los pensamientos de su marido.

 

Según mi paciente cada vez se le hacia más intolerable la situación porque todo conspiraba en contra de su actual relación, algunos placares de la casa con cosas de quien lo precediera en la historia, que ocupaba; un lugar físico y psíquico, en la casa y en la actual historia de ambos, la imposibilidad de él para expresar el problema, lo hacía sentir como que no tuviera un lugar en esa casa, Carlos, su pareja, tampoco aceptaba abandonar, vender, o alquilar el lugar partiendo hacia otro donde comenzar una nueva historia con mi paciente.

 

¿Pero que es lo que hace insostenible esta historia para mi paciente? A medida que avanzaban las sesiones el iba descubriendo que algo oculto, quería aparecer, algo de lo que no se hablaba pugnaba por salir… ¿Que había entonces tras la fachada de la feliz pareja conformada por Carlos y Alberto?

Rebecca muere en un naufragio de un bote en que navegaba, y su marido reconoce luego el cadáver, que fue enterrado en la bóveda de la familia.

Un día un pequeño navío naufraga cerca del lugar donde se hundió el de Rebeca. Durante las inspecciones se descubre que el cuerpo de Rebeca sigue allí.

En la película, el marido tiene que afrontar un nuevo proceso. Insiste en que la muerte de ella fue un accidente. Pero esa no es la verdad. Le cuenta a su nueva mujer que él sí la mató, aunque accidentalmente.

 

Carlos un día aquejado por cosas de su pasado, en crisis, estando algo borracho le confiesa a mi paciente que se siente responsable por la muerte de su difunto ex. Que él lo había matado –asevera. Le cuenta que en viaje a una provincia por ruta, en el auto de ambos, sostienen una discusión acalorada donde Alberto (el difunto) le dice que está saliendo con otro hombre y que pensaba en terminar la pareja. Carlos sigue manejando pero todo el torbellino de emociones le impide prestar atención al volante lo que lo lleva a chocar con otro auto, accidentándose a más de 120 km por hora, ocasionándole la muerte a Alberto. Le pidió perdón porque sabía que le había tocado el peor papel en esta historia y el tenia la certeza de que mi paciente después de esa confesión lo iba a dejar.

 

Alberto en ese momento –el del accidente-  se convirtió en un mito y Carlos en su viudo.

 

Mi paciente contaba que creía no poder con esa historia que ni sabia si era real, pero que algo con este secreto que había salido a la luz entre ellos estaba cambiando, le sugerí que se tomara su tiempo antes de tomar cualquier acción.

 

La ruptura del mito.

 

Con todos los secretos sobre la mesa lo que siguió fue una adecuación a las nuevas circunstancias. Existen personas que hablan con frecuencia de su ex porque todavía no han superado el pasado y se han centrado en la relación actual como una segunda opción. Existen personas que boicotean historias presentes por idealizar en exceso amores del ayer. Lo que nunca se debe hacer es jugar con las expectativas de otra persona.

Así las cosas en la casa todo comenzó a cambiar, cuando Carlos dijo un día que iban a venir unos pintores para pintar la casa. El magnifico cuadro fue retirado, los cuadros adyacentes que mostraban a la “feliz” pareja igual. El muerto por fin fue enterrado, y “duelado” y mi paciente y su pareja pudieron empezar a disfrutar de un “presente”.

Los cambios y la “bajada del cuadro” sobrevinieron a la caída del mito. El mito sostenía intacta la relación de Carlos y Alberto para los demás, se había “congelado” en el tiempo. Y parecía que nunca nadie la iba a igualar.

 

Tu pareja puede hablar de forma inesperada de su ex porque ha retomado el contacto después de mucho tiempo a través de las redes sociales ambos están ahora ubicados en otros lugares y la relación es solo virtual.

 

¿Qué hacer al respecto?

 

Cuando tu pareja te habla de su ex, en el caso de que los comentarios sean muy reiterativos, entonces, habla con total naturalidad de cómo te hace sentir a vos esa situación para poder escuchar los puntos de vista de tu pareja. Hablando muchas veces las relaciones que han quedado como “ideales” a nivel del imaginario se duelan y ocupan el lugar real que deben tener en el pasado, permitiéndote vivir lo que te pase en el presente.

 

4 Comentarios

  1. que tema tocaste Ale siempre te leo y me fascina como entrecruzas historias del consultorio con literatura o cine, arte, arte, arte! Siempre me parece de muy mala educación el hecho de hablar de tú pasado cuando estas en una historia nueva, si todavia no se puede superar lo anterior lo mejor es estar solo… MUY BUENA NOTA!

  2. Tengo 2 meses con mi novio el cual hace 7 meses termino una relacion de 8 años. El lo sigue buscando pero mi novio no quiere volver con el, eso me queda claro. El problema es que el habla mucho de su ex, de como se llevaba con su familia, las cosas que hacian.. La semana pasada despues de estar juntos termino hablando de el. En redes sociales mantiene sus fotos y mensajes. No se si estoy viendo un problema donde no lo hay ya que entiendo que su ex fue parte de su vida mucho tiempo y tal vez que hable de el sea parte del proceso, estoy muy confundido y ahora leyendo tu nota me doy cuenta que no me pasa solo a mí. Que hago?

  3. Hola como estas espero puedas contestarme la verdad ya no puedo mas con esta situación hace tiempo conoci a una persona divorciada como yo iniciamos una relación y nos casamos el me hablaba de q su ex lo había engañado por mucho tiempo y q ambos llegaron a un acuerdo durante su matrimonio de 14 años q como no sentían nada pues q cada quien podía andar con quien quisiera siempre y cuando cuidaran las apariencias ante los demás .
    Tengo una relación con el de dos años nos casamos pero sabes no deja de ponerme encima la sombra de su ex todo el tiempo esta hablandome de el incluso m compara con el eh visto q por un tiempo le mando mensajes cariñosos según el por estrategia para q no le quitara el derecho d ver a sus hijos todo este tiempo le e dicho q m molesta y no parece importarle para todo le tiene q dar explicaciones y tiene miedo de desagradarle a su ex.
    No conforme con eso tengo q aguantar q diario a todo momento me hable d su “amigo” q conoció hace unos meses todo el tiempo se la pasa : Es que ángel esto
    Es q ángel es así
    Es q ángel me dijo esto
    Es q ángel me dijo q me veo bien arreglado
    Osea ya no aguanto y por mas q le digo q m molesta tal parece q no le importa
    Tanto es así q m dice burlonament : no me digas q sientes celos de ángel
    Por favor ayudame q hago no se como hacer q esto m valga

  4. La verdad, a mi tambien me pasa que mi pareja menciona a su ex y hasta me ha confundido con esa persona… Se la he disculpado… Por otro lado, no hemos podido tener el mejor sexo del mundo, he sido precoz en reiteradas ocasiones, aunque he tenido experiencias en las cuales no lo fui…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here