Lautaro AnchorenaY todo es culpa del puñetero y aburridísimo prucés ==>> (Romper España, partir a la sociedad catalana en dos mitades, conducir a Cataluña a la más desoladora irrelevancia internacional, a la quiebra institucional y económica, poniendo en riesgo el futuro de millones de ciudadanos), que nos tiene fritos.

Pongámonos en antecedentes: Aquí el Tío Mocho todas las mañanas toma su vehículo (¿te he contado ya que tengo coche nuevoooo?) para acercarse a su lugar de trabajo, y por las tardes hace lo propio para volver al polígono. Si todo se da bien, son unos 20 minutos por trayecto, aunque considerando el incremento de tráfico mañanero, hay veces que llega a la media hora. ¿Para Madrid? Más que aceptable.
Pues bien, tenía por costumbre en esos trayectos ponerme la radio para estar informado de las noticias y de vez en cuando algo de música insustancial y efímera.
¿Y qué ha pasado? Pues que llevamos MESES que todos los programas informativos son monotemáticos: el prucés el prucés el prucés, y las tertulias lo mismo. COÑAZO TOTAL MIX. Y para colmo el conductor del morning show de música que escuchaba habitualmente se ha pasado a otra emisora, con lo cual me ha descolocado mucho (con el nuevo no conecto y la nueva emisora me resulta insoportable). Así que… aprovechando que mi nuevo coche (¿te he dicho ya que tengo nuevo cocheeee?) admite música por pincho usb (lo que viene a llamarse un pendrive) decidí pasarme a la lectura pasiva (risas, festival del humor, comentarios ácidos).
Y fue cuando estrenaron la película IT (Eso), basada en la novela del mismo título de Stephen King. Yo quería ir a ver la peli, pero a Tx no le gustan las de terror, bueno, entonces qué tal si antes leo la novela… ¿y qué tal si me la hago leer, como ya hice con los coñazos de la saga Millenium?
Pensat i fet, que diría Maruja Minipimer. Conseguí la novela, la pasé a formato TXT y la troceé en fragmentos abarcables con Text Cleaver. Luego utilicé Loquendo TTS Director para pasar los trozos a aif y finalmente pasé los aif a mp3 con Freemake Video Converter. Con todo el proceso obtuve 313 archivos de audio con una duración de entre 6 y 12 minutos, narrando ESO de Stephen King con la armoniosa y sexy voz de Jorge Loquendo.
http://fotografias.lasexta.com/clipping/cmsimages02/2017/10/31/37A4B6BC-2889-482F-8C92-1ADEB73DFAD0/63.jpg
¿Por qué todo ese rollo?
a) porque Loquendo no permite archivos demasiado grandes.
b) porque Loquendo no pasa directamente a mp3 sino a wav o a aif.
c) porque es mucho más sencillo saltar entre archivos pequeños que buscar un punto en el audio en un archivo larguísimo.
y d) porque yo lo valgo.
Así que en estos últimos meses ESO me ha acompañado en mis traslados regulares y ocasionales. Ojo, conducir y estar pendiente de lo que te van contando puede ser peligroso, no lo hagas sin el asesoramiento de un adulto.
Pero ya lo terminé. Es decir, me lo terminaron de leer.
Y, a ver, hay que reconocer que Stepehn King es un maestro de la dosificación y de los minicliffhangers. Te va dando información muy poquito a poco, va dejando pistas que parecen triviales y luego resultan fundamentales. Y se tira todo el rato soltando frases del tipo “el día antes de que lo mataran, Baldomero Weinstein se acercó a la tienda de tabaco y….” O sea, te anticipa información que luego NO DESARROLLA hasta que no le da la gana. Porque lo mismo al Baldomero éste lo matan doscientas páginas después, y lo que viene a continuación son minutos y minutos y minutos de la tienda de tabaco.
Sí, Stephen King es desesperante en ese sentido. No en vano la edición original de la novela es de 1500 páginas y la primera edición española (que es la que yo he emepetresizado) son 1100. O sea que te mete unos rollos que alucinas. Por favor, quien lo haya leído, EL CAPÍTULO DEL PLACEBO, por favoooooooor, no se acaba nunnncaaaaaaaaa.  Pero como entre medias te va poniendo cosillas interesantes, sigues con ello.
Otra de las peculiaridades es lo descrpitivo que puede llegar a ser sin resultar cargante. Sin enorllarse en detalles, al final del libro te conoces al dedillo la ciudad de Derry y ya si tú mismo te haces spoilers y buscas un mapa en internet la emoción es cuasiorgásmica.
Veamos, nos lo venden como una novela de terror y sí, pero eso es sólo el envoltorio. Lo realmente importante es de qué manera recordamos u olvidamos las cosas que nos pasaron de niños, especialmente en la preadolescencia. No es la enésima trama de niños haciéndose adultos, sino la diferencia entre niños y adultos. De hecho, la novela tiene dos líneas temporales principales (1958 y 1985) y, otro logro del señor King, salta entre ellas de manera formidable, especialmente en la cascada de acontecimientos que llevan al clímax final. Porque ahí es otra, cuando se pone a generar tensión es un maestro.
Luego ya el tema de la explicación metacósmica del argumento como que no me gusta mucho. Vale, no me gusta NADA, pero es que yo tengo espíritu científico y todo lo sobrenatural me repatea mucho. Y ya si tiene tintes pseudorreligiosos ni te cuento. O sea, NO. Aparte de que está como metido a cholón al final de la novela. No, no me gusta la “explicación”. Pero bueno, me interesaba saber cómo concluía todo.
Otro par de cosillas que no me ha gustado nada del final es cómo zanja de un plumazo dos líneas argumentales que prometían mucho (Henry y Tom). Oye, Stephen, que ya llevas 1450 páginas y se acaba el papel, ve atando cabos. Ah, sí, venga, a éste y a este otro los arreglo en tres líneas. No, o sea, no.
Pero vamos, que ESO se puede considerar un peazo novelón de los que te mantiene el interés, incluso escuchado.
Y ahora toca verse la peli pero… ¿qué tal si le echamos primero un vistazo a la primera adaptación que se hizo para televisión en 1990 como miniserie de 2 episodios?
Mira tú por dónde conseguí una versión en doblaje “latino” (iba a poner guachingango pero luego me llamas racista), la empecé a ver pero la calidad de vídeo era un poco chungalí, así que me agencié una con doblaje español de España y olé (y artículo 155)  y cuando me pongo a verla… ¡alto ahí! ¿Por qué la primera tiene una duración de dos horas cuarenta y la segunda de tres horas y siete minutos? Coño, casi media hora más. ¿Y ahora qué hago con las escenas que no he visto? Pues mira, chico, ahí se quedaron. Por lo que he indagado, parece ser que después de la emisión por televisión en algunos países se lanzó en salas de cine una versión recortada, pero que no me hagas mucho caso.
Y mira, la adaptación audiovisual… como que queda un poco cutre. Aparte de que se ha quedado anticuada y que los efectos especiales son de risa… es que ni da miedo, ni refleja el fondo del libro, ni na de na. La primera parte, que tal como han dicho por ahí es una mezcla de Los Goonies con Pesadilla en Elm Street, tiene su pase como peli de aventuras de chavales. Pero la segunda, cuando ya son mayores… ay madre, es que no hay quien se los crea. Sí, está Tim Curry haciendo de payaso, y aojona un poco, pero el resto (empezando por el del lunar de la familia Walton) son de un cochambrismo interpretativo lamentable. Aparte, la narración va tan a toda leche que si no has leído la novela no entiendes mucho qué hacen, y si lo has hecho se salta tantísimas cosas que te cabreas. Evidentemente al estar destinada al medio televisivo se omitieron violencia y alguna escena sexual
Sólo merece la pena un revisado si eres un freak del tema o si la ves con espíritu naïf tardoochentero.
Y ahora ¿qué hago con la nueva versión?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here