Cuando hablamos de forma cotidiana sobre el duelo, la mayoría de las veces lo asociamos con la muerte, pero este proceso, también podemos encontrarlo tras la ruptura de una relación de pareja, la pérdida de un trabajo o la pérdida de un objeto relacional al que nos unía un fuerte vínculo. Así, el proceso de duelo, significa que tras la pérdida, deberemos adaptarnos a una nueva vida sin esa persona o cosa, siendo su elaboración la reconstrucción de significados.

Atravesando el duelo

Habitualmente el proceso de duelo se resuelve de forma natural, entendiéndose éste como un proceso normal limitado en el tiempo, avanzando su evolución hacia la superación, pudiendo fortalecer nuestra madurez y crecimiento personal.

Leé la nota completa acá

Pero al igual que se reconoce que es un proceso “natural” que implica un gran sufrimiento para la mayoría de las personas, también se sabe que este proceso puede complicarse en otras, llegando a generar trastornos si los síntomas se mantienen en el tiempo y afectan al desarrollo de la vida diaria, quedando estancadas muchas personas en alguna de sus fases sin llegar a desprenderse ni despedirse de todo de aquello que perdieron.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here