Ir al contenido principal

Festivales/Streaming: crítica de “The Kindergarten Teacher”, de Sara Colángelo (Netflix US)

Casi por default los críticos solemos ponernos en contra de las remakes, y en particular de las que hace Hollywood en base a films extranjeros. Tiene sentido. No solo por la dificultad de replicar los valores de la película original que es “rehecha” sino por la propia pérdida de los modos sociales y culturales específicos al lugar y a la persona que hizo la original. Uno puede entender una nueva versión de algunos films de género, especialmente en función de los cambios tecnológicos, pero es más difícil cuando una película sueca, coreana o argentina se vuelve una norteamericana. Raramente los resultados son buenos. Ahora solo recuerdo LET ME IN, la remake de la película de terror sueca LET THE RIGHT ONE IN, que estaba casi a la altura de la original, aunque el género le facilitaba la transición.


El caso de THE KINDERGARTEN TEACHER es relativamente parecido. Es una más que digna adaptación de la muy particular e intensa película de 2015 del israelí Nadav Lapid, ayudada por el trabajo de dos mujeres que encontraron el tono adecuado para hacer ese traslado: la directora, Sara Colangelo, y la protagonista, Maggie Gyllenhaal. De algún modo lo que la película pierde en especificidad y rareza (Lapid es un director con ideas de puesta en escena muy radicales) lo gana en ese aporte de sensibilidad femenina que, de manera sutil, cambia el eje de la película sin prácticamente modificar su trama. Es una cuestión de punto de vista, de empatía y comprensión con un conflictivo personaje que aquí es tratado de una manera diferente que en el film israelí, aunque cometa los mismos errores y tome las mismas malas decisiones. Si hay películas que pueden servir para un curso que analice el tema de las diferencias entre la mirada femenina y la masculina, esta debería estar en la curricula.


THE KINDERGARTEN TEACHER transporta la acción de Israel a las afueras de Nueva York y, como es esperable en las remakes de este tipo, muestra los conflictos y motivaciones de los personajes de maneras más claras y evidentes. Sin perder el cuidado y cierta elegancia en la puesta en escena, Colangelo hace más lineales las intenciones y conflictos de esta extraña historia y a la vez la normaliza. Lapid nos presentaba a este niño poeta de cinco años casi como una criatura poseída mientras que Colangelo lo naturaliza. Desaparece el inquietante misterio que lo rodeaba y lo que sale a la luz más claramente son los conflictos familiares que, en cierto modo, lo vuelven quien es. Lo mismo pasa con Lisa (Gyllenhaal), su maestra de kinder y poeta de dudoso talento, que descubre con sorpresa y admiración la capacidad del chico y, mezclando sus problemas de autoestima y soledad con la noble intención de ayudar al pequeño a desarrollar su capacidad, se mete en una curiosa espiral de eventos desafortunados.


Si la película de Lapid parecía estar contada desde la perspectiva del niño (no linealmente, pero sí en términos de empatía), Colangelo se acerca más a ella. Lisa es una mujer de más de 40 con una relación algo desgastada con su marido, dos hijos adolescentes que no le prestan atención, un trabajo con niños que hace bien pero de forma algo rutinaria y su curso de poesía como único escape creativo personal. Pero su profesor ahí (Gael García Bernal) no aprecia demasiado lo que ella escribe, lo cual la frustra. Cuando descubre que del pequeño Jimmy brotan mantras poéticos brillantes como de la nada, decide ayudarlo a desarrollar ese talento. Pero como a la familia del niño no parece tampoco importarle demasiado esos arranques creativos suyos, esa ayuda se vuelve obsesión.


THE KINDERGARTEN TEACHER, acaso de manera más evidente que en la original, pone el acento en la lógica de Lisa. Ve a este chico talentoso rodeado de gente a la que mucho no le importa su brillantez y no solo se siente reflejada en él sino que no quiere que, como le pasó a ella, ese talento se desaproveche por falta de atención y cuidado. Colangelo deja muy en claro que ambos están rodeados de gente más preocupada por cuestiones que ella considera banales (las redes sociales, los negocios, el dinero, la ambición) e intenta armar una película que se plantee si hay lugar para el desarrollo artístico no comercial en el mundo actual. Lisa vive preguntándose eso y pone en el niño, de manera claramente problemática, la posibilidad de una doble salvación. Un peligroso romance artístico que busca enfrentarse a una sociedad en la que la poesía no tiene lugar.


La película no tiene la potencia dramática de la original (quien no la haya visto tal vez piense distinto, pero para los que la vimos, la tensión narrativa y el suspenso que se genera a partir de ciertos hechos, pasa a segundo plano) y lo que allí es inasible y ambiguo aquí se vuelve bastante más legible y claro. De todos modos, pese a perder esa extrañeza, la remake suma puntos por su sensibilidad, su sutileza, la gran actuación de Gyllenhaal y por aportar en detalles que no lo parecen pero son importantes, una mirada femenina sobre el tema. Eso —más que las diferencias geográficas y socioculturales— hace que una misma historia sea vista de una manera casi nueva.


(La película recorrió varios festivales desde su estreno en Sundance. Se puede ver en la plataforma de Estados Unidos y Canadá de Netflix, para los que viven allí o usan servicios de VPN. No está disponible aún en el resto del mundo)


 


La entrada Festivales/Streaming: crítica de “The Kindergarten Teacher”, de Sara Colángelo (Netflix US) se publicó primero en Micropsia.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La tribu de los Etoro: La homosexualidad y el semen en el centro de todo

La tribu de los Etoro convive en la isla de Papúa situada en Nueva Guinea. El colectivo está conformado por un total de aproximadamente 400 personas que se dedican en grupo a la caza y a la agricultura. Como cualquier otra tribu cuentan con su sistema de creencias, ritos y prácticas relacionadas con la maduración y el paso a la adultez. Su cultura presenta una gran riqueza, aunque si por algo se caracterizan los Etoro es por promover las prácticas homosexuales entre los hombres relegando las heterosexuales únicamente a la procreación y a la continuación de la especie. Esta tribu presenta una concepción sobre la sexualidad algo particular. Entre algunas de sus creencias destaca el significado que le otorgan al semen. Según sus creencias, el semen no es creado literalmente por el propio cuerpo sino que los jóvenes deben ser inseminados por otros hombres de edad adulta para que sean más viriles. Además, según creen, las mujeres deben recibir el semen de otros hombres en su boca después …

El flamante gobernador de Tierra del Fuego es gay y está en pareja hace 16 años.

Por Pablo Fontdeville | «Soy gay y estoy en pareja hace 16 años» El gobernador electo Gustavo Melella hizo pública su orientación sexual y su situación sentimental. El gobernador electo de Tierra del Fuego, Gustavo Melella tuvo que contestar a la denuncias de abuso interpuestas en su contra por Rosana Bertone actual gobernadora de la provincia que viendo que perdía por goleada apeló a cualquier cosa para tratar de desviar la intención de voto. Incluso a victimizarse diciendo que ella fue abusada, calculamos que en su juventud. Hay que tener estomago para abusar de Rosana sobre todo teniendo en cuenta que lo que se rumorea en la provincia es que sería asidua de los budines y las tortas. Dicho todo lo cual el tema empezó a dar por grieta entre tortas y gays. Hay que comerse a la Bertone!!
El gobernador electo Gustavo Melella eligió un medio nacional para hacer pública su elección sexual y su vida en pareja desde hace 16 años.Fue en el programa MarcaPazos, que conduce la periodista Nancy P…

Zachary Quinto completamente desnudo

Zachary Quinto, actor abiertamente gay que interpretó a Spock en Star Trek, se mostró completamente desnudo en una fotografía. 
Si la foto en cuestión es real, podemos pensar lo mejor de los atributos de Zachary y el porqué su marido, Miles McMillan, está felizmente casado. Aunque aún se duda de su veracidad. Optamos por creer en sus medidas...