Un lector apelando a que soy psicólogo y haciendo mención de ello me manda un mail diciéndome lo siguiente, esperando que yo haga una evaluación de lo que le pasa. En sus palabras lo hago un tipo ameno que domina el sarcasmo y atento a esto me dispongo a leer lo siguiente:

Buenas, soy Silver:

El otro día me resbalé al salir de la ducha y casi me abro el cráneo; sobreviví, pero me sobrevino una aprehensión cósmica con respecto a mi soltería. Básicamente, la próxima vez que esté a punto de morir como un gil me gustaría que al menos alguien me atestiguara. O que me llevase heroicamente en brazos tipo Jamie Dornan, (el de 50 Sombras de Grey) a Emergencias, eso no estaría mal tampoco. O ponele que no pasa nada, pero igual me hace una sopa quick de espárragos y nos tiramos a mirar Netflix, qué sé yo… ya tengo 37 no estoy para gestos espectaculares.

Como sea, por razones de trabajo y estudio hace rato que no estoy en una relación. Todos mis amigos son (trágicamente) heterosexuales, algunos están tan buenos que es lamentable,  no tengo la entereza de espíritu como para ir a un bar gay a hablar con extraños (de hecho no sé si se hace eso acá, me suena más a serie yanki que otra cosa), y todas las redes sociales y apps de encuentros gay son un colgadero de chorizos. Una carnicería donde se exponen salames y colitas de nalga a granel.

A lo mejor alguien que tenga los engranajes más aceitados (ahí pensé en vos porque sos gay, psicólogo, un amigo que se atiende contigo  me dice que lo haces pensar mucho…) tal vez podrías indicarme algún camino a seguir que le haya resultado a alguien.

De última ya tengo un gato, no me haría falta más que conseguir otros cuatro y listo el pollo, me dedico a ser el viejo puto de los gatos en el barrio.

Afectuosamente…

El puto de los gatos.

Mi contestación fue la siguiente:

Aclaraciones previas: Dado el contexto en el que te contesto prefiero hacerlo a modo personal citando algunas de mis experiencias.

Hace más de 14 años que me retiré del circuito, así que la actualidad de la noche gay la recibo de la boca de mis pacientes y algunos amigos. La estrategia que me funcionó fue conectar por chat (UOL SINECTIS antes de que rayara el alba del siglo XXI, no soy de la época del levante por Twitter, ni Whatsapp) y  se hablaba más antes de ir a los bifes.

Chat, citas en lugares públicos, café… establecer un vínculo humano, un compromiso mínimo con el mediano plazo, antes del contacto físico.

De última vas variando la orientación de tu grupo de amigos, (me refiero a los de “cultura gay”, los que van a los lugares de “ambiente”, los que van al túnel porque está de moda, los que no encuentran la forma para poder mirar a alguien a los ojos y preguntar: “¿hay onda?”). Los que tienen que “empedarse”, para poder hacerlo o “ponerse”, porque sino lo hacen quedan “caretas” dentro del boliche, los que creen que sin la “pasti” la noche no levanta. Aquellos que acaparan la vista de todos en las reuniones y no soportan no ser el centro, porque están bramando al mundo, que ya no soportan estar solos. Los que están sumidos en el levante tecnológico y no saben bien por qué.

Ahora hay dos culturas que conviven. Los Tecnos y los Artesanales, o sea los que yirábamos por Santa Fé, en CABA, por la Cañada en Córdoba, o atrás del Cerro de la Gloria en Mendoza. ¡Si, eramos federales! Encarábamos. Mirábamos al otro a la cara y resolvíamos el encuentro en un café o tal vez directamente en una cama, todo esto se fue perdiendo por la tecnología, esta comunicación nació así para contrarrestar la represión de la dictadura, ahora sufrimos la soledad con el Iphone al lado en la mesa de luz, pero (teóricamente), somos libres. ¿Para que vamos a iniciar una charla con una pregunta si nos van a contestar con un emoticon?
¿Somos libres?

El otro punto es el planteo de objetivos: ¿Querés conocer gente afín o encontrar novio?
La desesperación y la potencialidad para la codependencia se huelen como los lobos huelen el miedo. Ir a una primera cita con el vestido de novi@ en el baúl del auto, tal vez no sea lo más recomendable.

Construite una base desde donde puedas sentirte confiado, si se da, se da y si no conocés gente copada con quien tener una relación de conocidos/amigos/grupete. Parte del asunto de estar solo o no depende de la red de contactos, y eso se cultiva.

Si por naturaleza sos introvertido y/o ermitoide, tomátelo como una cuestión de superación personal. Todos luchamos por dominar nuestros instintos naturales en pos de volvernos personas más equilibradas, flexibles, virtuosas; algunos no saben que lo hacen pero lo hacen de todos modos. Es preferible hacerlo de manera consciente y dirigida.

Y la otra es hacer alguna actividad en grupo y esperar que alguno de tus compañeros sea gay y peguen onda.

De última el no ya lo tenés.

En primera persona:

Y para cerrar te cuento algo personal: a mi actual pareja al cual ya tenia en la mira hace un tiempo, (habíamos sido amantes y me lo había bajado de internet) lo seguí hasta “un grupo de amigos gay”, nacido de los grupos de yahoo, era como un serpentario lleno de bichas. Un asco. Pero era tal mi determinación, mi actitud, que me los banqué a todos estoico. (Prioricé mi objetivo, al temor de las mordeduras de ofidios).
En ese grupo entendí que los hombres gays que no están solos por opción, pueden convertirse en tipos muy malos, jodidos, con resentimiento.

6 Comentarios

  1. A la mayoría de los pibes con los que estuve los conocí de casualidad, por amigos en común o por coincidir en algún lugar (facu/laburo/deporte/viajes/etc.) Gracias a mis amigos gays sólo hice más amigos gays jaja. Me va mejor levantando en forma artesanal y solo…

  2. EXCELENTE NOTA! La totalidad de los pibes con lo que estuve los conocí por redes salchicheras. En otros ámbitos (facu/laburo/deporte/viajes/etc.) nunca me crucé con otro flaco gay (o al menos no me di cuenta–como no se me nota es difícil saber exactamente), no sé si por improbabilidad estadística, mala leche, o las dos.
    Tenés razón, es cuestión de seguir probando. NO TE RINDAS!

  3. Disiento. Las aplicaciones funcionan, requiere trabajo y ganas de soportar boludos que solo quieren ponerla, pero algo potable puede aparecer. El tema es que no te tenes que volver adicto Nunca escuché de bares gay tipo usa. Y la ot.ra es hacer alguna actividad en grupo y esperar que alguno de tus compañeros sea gay y peguen onda. Que bueno Ale que escribas desde lo personal, te hace ver humano!!
    Silver: adopta los gatos.

  4. A la mayoría de los pibes con los que estuve los conocí de casualidad, por amigos en común o por coincidir en algún lugar (facu/laburo/deporte/viajes/etc.) Gracias a mis amigos gays sólo hice más amigos gays jaja
    Si estás hace tiempo sin conocer a nadie tratá de cambiar la rutina, en vez de mirar tele un sábado a la tarde andá a tomar tereré al parque, sumate a algún grupo de entrenamiento o club de lo que sea que te guste hacer. En definitiva cruzate con más gente, hacé nuevos amigos, eventualmente a alguien vas a conocer.
    Por supuesto esto no implica que la otra persona esté fuera del circuito carnicero, pero al menos la conocés charlando o haciendo algo que te gusta, ya tiene otro color.

  5. Primero, no entiendo la mención del trabajo y estudio como la razón de que no estás en una relación, se me hace medio confuso. ¿Estás diciendo que si no tuvieras estas razones la tendrías?
    Y luego por lo demás te entiendo, es muy complicado conocer gente para tener algo serio. Ahora estoy hace poco conociendo a alguien seriamente, pero es un amigo de una amiga que lo encontré en grindr, así que va por los dos lados. Durante estos últimos años mi lugar de conocer gente fueron los boliches, o sea salía con un amigo a sacudir el cuerpo y luego conocía gente que después veía, y después en los lugares de garche: saunas, cruising bars, cines, etc. Lo que me di cuenta en estos años es que mucha gente que tiene alta vida sexual, también busca estar con alguien. Yo prefiero estos lugares porque el encuentro sexual es inmediato y la charla viene después, a varios de mis novios los conocí así y tengo un par de amigos también de esos lugares. También porque soy un adicto al sexo. Igual no recomiendo frecuentar estos lugares si no es tu onda. Con las páginas o apps de contacto nunca me fue bien porque son lugares donde lo que importa es la imagen y es como un supermercado de hombres, lleno de frases irrisorias del tipo “cero plumas, onda nada que ver, masc x masc, sin foto no me hables, paja-franela, etc.”
    Mi consejo o indicación es conocer a la gente en persona. Buscar amigos y salir a bailar o aunque sea a bares tipo flux, sitges. El tema de buscar amigos también se puede hacer por esos lugares o páginas de facebook o grupos de whatsapp o contactos en snapchat, lo importante es siempre aclarar lo que buscás y no quedarse en el chat eterno, que es perjudicial y dañino. El chat sirve para arreglar, “che nos vemos el viernes para ir a tomar algo” “sí, dale, vamos” y listo. Y si no conseguís amigos hay que salir solo. Cuando tenía veinticinco por ahí iba mucho a bailar solo,y la verdad la pasaba bien porque cuando estás solo la dinámica es otra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here