Investigaciones Patrias| Teteras Coloniales | Diego de Alzaga y Ale K |
teteras coloniales
En casa de mi abuela encontré una bitácora que Lucio N. Mansilla, le regalara a mi tatara M. de Alzaga donde se da testimonio entre otras cosas, de la homosexualidad en la época colonial. Un libro en caligrafía de plumín, viejo con ese olor característico que nos lleva al 1800. Un tiempo donde uno pensaría que no pasaba nada, pero sí, en la época colonial también se teteaba, se cogía y había un sinfín de historias tal vez como las de hoy, en cualquier tetera, donde te tenías que desabrochar el levitón de 7/8 y el chabot, en vez de bajarte el jogging. Al final todos somos humanos y estamos inmersos en la esclavitud de la carne, ayer hoy y siempre. Me parece que esta nota ilustra una época y más allá de portar la escarapela, está bueno saber que portaban los hombres el 25 de mayo de 1810.
Junto a Ale K nos adentramos en una época mágica en la que ser sodomita no era para cualquiera, por mi parte relatando los hechos y Ale interpretándolos.
Feliz Día! 

Algunos se horrorizan hoy por las historias que se cuentan sobre el sexo en el Cementerio de la Chacarita.

teteras coloniales

La espera para descubrir lo que habia bajo las faldas femeninas era tan larga, había que sortear chaperonas, hacer con rigurosidad el cortejo y caer bien en la familia de la novia, todo ello sumado a los pedidos urgentes de la anatomía masculina, los hombres coloniales se las arreglaran entre ellos hasta pasar por el altar y conformar una familia. Los matrimonios servian para realizar alianzas entre las familias acaudaladas. El amor de pareja era algo lejano. La iglesia imponía una agenda para tener sexo que se conformaba con todas las fechas de guardar, la cuaresma, la Semana Santa, demás fiestas religiosas  y los días de “impureza femenina”, lo que acortaba la vida sexual masculina a 44 días en el año, razón por la cual era menester tener un plan “B” con algún amigo que no fuera tan adepto al cronograma eclesiástico. Un ultimo recurso era ser “atendido” por alguno de los varios esclavos que las familias disponían en esa época, una camaradería especial so pretexto de liberación…

Diego De Alzaga

Son cosas arcaicas que vienen de nuestros ancestros, de la misteriosa Buenos Aires. Si, de la Buenos Aires colonial, nos contaron siempre de las mazamorreras, de los negritos faroleros que acompañaban a sus amitas con sus vestidos en alborotado miriñaque, por las calles fangosas de la diminuta ciudad. Pero, nunca nos dijeron que hacían los negritos cuando las amitas se encontraban descansando en la comodidad de sus cuartos con brasero.

Se apersonaban por los cementerios, en 1820, hay citas que hablan, “de los negros que arreglaban en las horas con luz las actividades que llevarían a cabo cuando el sol se oculte, juntándose con los niños de la sociedad (menos avezados en las tareas sexuales que sus pares de color) en el cementerio de junto, al convento de Santo Domingo” (ubicado en las actuales Belgrano y Defensa del barrio de San Telmo)

teteras coloniales3

Otros se iban fuera de la ciudad en las cercanías de “La casa de Santos Ejercicios espirituales, (hoy Independencia y Salta) donde por las noches apersonándose en el cementerio de las monjas que tiene a su costado dicha casa, pasan cosas reñidas con la moral y las buenas costumbres, es habitual ver a jovencitos de las mejores familias porteñas teniendo sexo a cielo abierto en lugar santo donde participan muchas veces sus esclavos, desviándolos del camino de la Fé y la oración para llegar a un buen casamiento, y en algunos casos se ha llegado a ver mulatas en la misma situación. Ora de un lado del muro toda la santidad, ora del otro un campo convertido en Sodoma donde dan rienda suelta a sus impulsos”.  En el mismo lugar se han encontrado fetos humanos de MULATAS y hasta algún que otro cuerpo sambo, que luego nadie reclama. (Rezan las crónicas del párroco del Pilar Armando de Lerea)

El virrey dispuso que los huecos y los baldíos fueran tapiados.. Porque “sirven de noche para abrigo de las maldades de la carne”. Las noches totalmente oscuras, así como los baños crepusculares en el Río de la Plata, ritual de los veranos que se da sobre todo, en la parte sur de la ciudad (hoy Reserva Ecológica), eran favorables para los encuentros imprevistos y los amores furtivos.

teteras coloniales

Para la compra de esclavos se procedía de la misma forma que con la venta de caballos, se inspeccionaban lo dientes, se constataba que no tuviera ETS, solamente por vía ocular, se escrutaba y estrujaba bien la zona testicular, y la anal, se hacia una “visualización” de la zona del perineo y el ano para que no estuvieran “dañados”… Muchas veces el constatar el daño era motivo de compra, esto implicaba que el esclavo ya había sido iniciado analmente, siendo esto un beneficio para el futuro comprador.

También la esclavitud fue un elemento propicio para la homosexualidad colonial, entre los esclavos negros y los amos blancos de la Buenos Aires colonial, es que un esclavo en promedio costaba en su mejor época es decir a los 20 años 250 pesos fuertes, pero las tareas rentables (el jornal)  para poder juntar el dinero y su libertad andaba por los 0,40 pesos diarios, o sea pasaban años antes de poder juntar todo ese dinero, de esta forma y como eran comprados como caballos, desnudos delante de los dos amos, el que vendía y el que compraba, se les palpaban los testículos para que no hubiera tumores o desgarros a la hora de comprar, se miraba bien el tamaño del miembro porque la virilidad se alojaba en el miembro, el tamaño hablaba de lo bueno o malo que sería para el trabajo, se escrutaba la zona anal para saber de las debilidades de la carne y se contaban las piezas dentarias.

Muchas veces el constatar daño anal, era motivo de compra, el ano dilatado implicaba que el esclavo ya había sido iniciado, siendo esto un beneficio para el futuro comprador. También era motivo muchas veces del inicio de una relación entre los dueños, el que vendía y el que compraba que se reconocían en “ciertas practicas sexuales ocultas” a partir del ano de algún esclavo. Un caso resonante fue el de Alejandro Medrano y el esclavo Agustín, comprado a Don Diego Saenz Valiente, cuentan que la cercanía de los amos reunió en una cama a los tres hombres, pero el escándalo se inició con fiero final, ante el casamiento de don Alejandro y la negativa de sus padres a cedérselo para afrontar la vida de casado en un campo alejado de la familia, solo con su mujer. 

Los hogares de mayores recursos solían tener hasta doce esclavos que no hacían prácticamente nada en todo el día, salvo estar preparados para el amo y señor. Algunos atendían con el mismo esmero al patrón como a la patrona.
El mismo tal vez con el tiempo llegaba a darle la libertad, pero muchos no querían irse a morir solos…

teteras coloniales

Isidro Lorea, un vecino importante adquirió en 1782 dos manzanas de tierras comprendidas entre las calles Rivadavia, H. Yrigoyen, San José y Cevallos; este predio era una especie de laguna a 80 centímetros bajo el nivel general de la ciudad; la intención de Lorea era construir una plaza que sirviera como parada de carretas que traían frutos para el abasto de la población; Hacia fin de siglo el “hueco de Lorea” era bastante frecuentado y algunos indios vendían cueros de vacas y ovejas, trigo, maíz y plumas de avestruz. Habia también allí comercio sexual. Pero el proyecto de Lorea no llegó a término pues en 1807 luchando contra los ingleses cayó muerto (así como también su esposa) por los ingleses. El lugar conocido desde 1830 como “mercado del indio” fue convertido en plaza treinta y cuatro años después. Es fama que fue paseo preferido de don Domingo Faustino Sarmiento.

La plaza de Monserrat a través del tiempo ha ido cambiando de nombre y en ella han ocurrido hechos: en 1821 se formó el Regimiento de los “Amigos del Orden”, se la utilizó para ejecuciones en horca o fusilamientos como el del negro Agustín por haber herido a su patrón Alejandro Medrano (algunas personas dan testimonio de que había entre ellos una relación poco clara y mezclóse todo de tal forma que al casamiento del niño Alejandro, Agustín se sintió traicionado por no ser llevado al campo donde viviría el amo con su esposa), atacando al mismo y a otras personas; se puso en lo alto de un palo su cabeza ensangrentada con una inscripción indicando el (parte) del delito cometido para que sirva de escarmiento.

Otro hecho fue el fusilamiento de los mazorqueros Ciriaco Cuitiño y Leandro Alem (padre de Leandro N. Alem testigo de este hecho), cuyos cuerpos permanecieron colgados de una horca levantada ex profeso “para escarmiento de las generaciones venideras”.

Tras estos recuerdos luctuosos, la plaza un día lejano fue escenario de la Plaza de Toros.

martin de Alzaga

Y por ultimo, pero no menos olvidado, también en las afueras de la ciudad, cerca del barrio de los albañales y donde se encuentran solo prostitutas y marineros el cementerio de los monjes Recoletos en la zona norte de la ciudad. Justamente el primer morador de este cementerio fue un negro y esclavo, el niño negro liberto Juan Benito, por la zona las crónicas de la época hablan de un lugar donde se daba vía libre a todo lo que se tratara de sexo, ya que los marineros recién llegados no le hacían asco a nada. Viejos de 45 o 50 años con jovencitos o jovencitas prostitutas que se ofrecen a pasos del cementerio e incluso dentro, entre las bóvedas. (Cualquier parecido con la actualidad…)

Tanto ayer como hoy la situación sigue siendo la misma, la razón, las conductas marginales a las que todos los hombres y mujeres somos afectos.

Tengo familiares en este cementerio y muchas veces me pareció ver alguna situación que me ha causado risa, creo que cuando esté muerto y sin la posibilidad de disfrutar de las bondades de Eros, porque Tanatos al final gana todas las luchas, me va a gustar tener cerca gente “haciéndolo” y recordándome lo que YO hacia en vida.

Al final hoy como en la época de la colonia, las putas siguen cerca de los muros que separan la ciudad de los vivos de la tranquilidad de la necrópolis, ahora más sofisticadas que en el 1800, los gatos “reciben” en los departamentos privados, aledaños al cementerio de la Recoleta.

En relación a lo anterior, fue pública la investigación en torno a casos de prostitución en el Cementerio de la Chacarita y se sabe que Recoleta no es ajena a esta modalidad, en las bóvedas más antiguas las parejas mantienen relaciones sexuales y prostitutas llevan a sus clientes.

Hoy como ayer, la marginalidad de la que se nos acusan no respeta, clases sociales, castas ni títulos nobiliarios…

En los excusados y letrinas de Buenos Aires podía leerse: “Aquí se caga / aquí se mea / y se le da por el culo / a quien lo menea” o “Si quieres conservarte / bueno y sano / no des a las mujeres / lo que tienes en la mano”, un consejo que reconocía la apabullante presencia de sífilis entre las prostitutas, pero dejaba la puerta abierta para otro tipo de alegría sexual.

Un poco de luz

Ale K

Reflexiones: Aquellas cosas que nacen como prohibidas en el seno de la mas de las recalcitrantes sociedades apegadas a los usos y las buenas costumbres cristianas, son sin duda caldo de cultivo para que por ejemplo la homosexualidad en época de Rosas, uno de los periodos mas oscuros de la historia argentina tal vez comparables con las dictaduras del siglo XX, estaba plasmada por la estigmatización de unitarios a los federales con el término sodomitas y de los federales a los unitarios como maricones.

En un cielito de 1830 se cantaba “Cielito, cielo, cielito /Cielito de los maricones/ Un decreto debe darse / Para que usen calzones” Esto derivaba de la costumbre de los mazorqueros de sodomizar a los jóvenes unitarios tal como quedó documentado en El matadero, (1839) de Esteban Echeverría: “Abajo los calzones de ese mentecato cajetilla y a nalga pelada denle verga, bien atado sobre la mesa”

O como Hilario Ascasubi que corroboraba la sodomización en los versos de La refaloza” … y desnudito ante todo. ¡Salvajon! ¡Aquí empieza su aflicción!” La sodomización es tomada no solo como una forma de humillación sino que tiene una connotación erótico sadomasoquista entre la victima y el verdugo. Ascasubi en Portero de Noche le hacía decir desde la prosa a un mazorquero: “entre nosotros no es mengua, el besarlo, para medio contentarlo”

Por último estamos en una época donde la homosexualidad era reprimida y afloraba en las fiestas de carnaval y no solo en los barrios negros, los excesos alarmaron al mismo Rosas que en 1836 prescribía las reglas para el “juego” del Carnaval prohibiendo el travestismo. Cada sexo se vestiría con ropas que le correspondieran.

Tal vez Juan Manuel nunca leyera las esquelas de su amada Manuelita a su prima Dolores según han quedado documentadas en algunas ardientes cartas de amor adolescente que se encuentran en el Museo de Lujan, donde se expresaba amargamente por una separación con Dolores impuesta por sus tíos: “¡Que inhumanos son mís tios que me han arrancado a una amiga que es como si fuera mi esposa!!!

Teniendo en cuenta que el padre de la heroína de la restauración era objeto del amor posesivo de su padre que desalentaba siempre sus noviazgos no llama la atención que la salida fuera encontrada en el cuerpo y espíritu de su prima.

Rosas fue el mismo que ordeno en muestra de su intolerancia sexual, el fusilamiento de Camila O’Gorman y su amante el cura Gutierrez, siguiendo el consejo de Dalmacio Velez Sarsfield, creador del Código Civil.
La persecución a los homosexuales no era mas que otra cara de la represión a otra forma de erotismo.

12 Comentarios

  1. Excelente nota! Siempre cuando voy a algun lugar de esa misteriosa Buenos Aires como San Telmo lugar que amo en particular, me pregunto como seria la vida, que cosas harian y como pasarian el tiempo… Hoy se me representó todo! Me encantan estas investigaciones que están sacando como la de Ser gay en el conurbano. Abrazos desde Tierra del Fuego

  2. Siempre pensé que estas cosas pasarian, me imagino en una ciudad libre de camaras como ahora donde la vida privada ya no existe, la posibilidad de garchar en el campo de sentir el “libre albedrío” seria algo hermoso. Dos cosas del relato me llamaron la atención lo de la venta de los esclavos palpando todas sus partes y la de los fetos en los costados del convento de la casa de Santos ejercicios… Me parece excelente que aborden estos temas. Bravo!

  3. Excelente e interesante relato, coincido que se desliza un claro deseo tuyo de manifestar tu posición frente a el gobierno anterior que mas alla q acuerde o no hay que tener en cuenta que Zaffaroni está imputado en esas causas, que no se le de publicidad es porque hay orden de bajar la publicidad de estas causas hasta pasadas las elecciones como para apagar un poco el estado de crispación.. trabajo en la justicia y se que esto es así.
    La nota está muy buena!

  4. Excelente investigacion! Todo lo que tenga que ver con la historia me encanta ? La tentacion humana existio siempre y esto lo demuestra. No hay tanta diferencia entre el ayer y el hoy. El otro dia visite la casa de Ejercisios Espirituales, donde eran mandadas las chicas que se ‘portaban mal’ Ejemplo: Mariquita Sanches de Thompson que andaba enamoradisima del sexo que le daba su primo, aunque por mas que estaba recluida igual se veian a escondidas. Los padres habian querido casarla a los 14 años con un poderoso comerciante español de 65 años, si eso no es pedofilia, que es? Lo cierto es que ella se niega le escribe al virrey Sobremonte este para la boda y a ella la mandan en cana a un lugar fuera de Buenos Aires. Ese convento en esa época estaba fuera de Buenos Aires hoy Independencia y 9 de julio !!!! La carne es debil antes y ahora. Me encantan estas historias!!

  5. CHE TROLL DEL PRO NO ENSUCIES A UN EX JUEZ SOLO POR LA OPINIÓN DE UN DIARIO O UN PERIODISTA QUE SOLO POR ODIO ESCRIBE NOTAS SIN PRUEBAS,.AHORA SI VOS TENES INFORMACIÓN VE A LA JUSTICIA PERO CON PRUEBAS Y NO HABLES BOLUDESES,…NO TE METAS EN POLÍTICA ,ESTO ES DE PUTOS Y PARA LOS PUTOS DEJEMOS FUERA LA POLÍTICA,.NO AGRANDES DESDE TU COLUMNA LA GRIETA ,AGRANDATE EL O-´-O

    • Vicente López 2217 5º 19: El inmueble está a nombre de Raúl Eugenio Zaffaroni. Asimismo, su propiedad sobre este inmueble surge de la versión taquigráfica de la reunión de la comisión de acuerdos del 6 de octubre de 2003. Este prostíbulo publicaba en el portal “Tacos Altos”. Los vecinos del edifico confirman que allí funcionaba un prostíbulo. Aquí trabajaban cinco mujeres de origen paraguayo regenteadas por un fiolo. Este prostíbulo ya había sido denunciado por la Alameda el 15 de diciembre de 2009 ante la Procuración General de la Nación, la UFASE, la Justicia Contravencional de la Ciudad y la Agencia de Control Comunal porteña. Casualmente nunca se inspeccionó, ni allanó, ni clausuró. El prostíbulo se desmanteló el martes 26 de julio, cuando las denuncias tomaron estado público y los vecinos afirman que no fue por orden judicial, ni desalojo, sino mediante una mudanza.

      Pasaje Luis Dellepiane 668 3ero 8: El inmueble está a nombre de Raúl Eugenio Zaffaroni. Este prostíbulo se publicitaba mediante volantes y por publicaciones en la Revista Paparazzi. Existe una denuncia por violación a la ley de profilaxis que tramita en la Fiscalía Correccional Nº 4 bajo el número 33379. El vecino del edificio que promovió la denuncia penal informa que el prostíbulo funcionó tres años hasta que el pasado martes 26 de julio se fue del lugar cuando comenzaron a aparecer las primeras denuncias en los medios. Conforme a su testimonio, allí se explotaban mujeres dominicanas. El alquiler que se pagaba era de $5500 que para un dos ambientes de esas características es un precio exorbitante y que sólo podría tener alguna lógica como sobreprecio por «protección».

      Paraguay 877 1º “A”: En el Registro de la Propiedad Inmueble, la unidad que figura es la “B” y es un monoambiente de 25 metros cuadrados. Sin embargo, en su declaración jurada de 2003, el juez declara poseer la unidad “A”. Este prostíbulo publicitaba en el portal “Profmasajes” y explotaba varias mujeres dominicanas. El encargado del edificio confirma que allí funcionaba el prostíbulo.

      Marcelo T. de Alvear 1906 9º “A”: El inmueble está a nombre de Raúl Eugenio Zaffaroni. Existen muestras fotográficas tomadas por el diario perfil que comprueban que allí funcionaba un prostíbulo. Los vecinos han aportado a la Alameda el resumen de expensas que acreditan que Zaffaroni es el propietario y nos aseguraron que elevaron quejas a la comisaría de la zona que nunca hizo nada. Este prostíbulo también había sido denunciado por la Alameda el 15 de diciembre de 2009 ante la Procuración General de la Nación, la UFASE, la Justicia Contravencional y la Agencia de Control Comunal porteña. Casualmente nunca se inspeccionó, ni allanó, ni clausuró.

      Bacacay 3112 6 «B»: El inmueble está a nombre de Raúl Eugenio Zaffaroni y hasta hace unos días funcionaba como prostíbulo. El administrador y una vecina lo confirman. Las mujeres explotadas sexualmente van rotando y algunas son menores según testimonios de los vecinos del lugar.

      El apoderado es Ricardo Montivero era el anterior titular dominial de los inmuebles Vicente López 2217 5º 19 y Pasaje Luis Dellepiane 668 3ero 8 que ahora están registrados a nombre de Zaffaroni. Actualmente, Ricardo Montivero tiene su domicilio legal en Boyacá 926, el inmueble donde reside actualmente Dr. Raúl Zaffaroni. Es la pareja del "Juez" como vos decis, digo si es blanco con el centro amarillo y lo estrellas contra una sarten, no sé me parece que es un huevo.... Y pregunto camporista amigo que estás al otro lado de la grieta, donde hablamos de ese señor en la nota, no solo por decir departamento privado y puta automáticamente tenemos que pensar en ZaFfaroni, hombre al cual conozco y me parece repudiable...

    • Yo no puedo creer que todavia exista gente que defienda el gobierno anterior, a sabiendas de que van a perder todo, son tan historia como lo que habla esta nota, es más de haberse extendido un poco más los tendrían que haber puesto como hablan del “Tirano Rosas”, algún dia hablaran de la loca de Cris… Todavia no creo que existan, contame donde se reunen para ir a hacer avistajes y sacarles fotos…

  6. MUY BUENA INVESTIGACIÓN!! La Iglesia Católica condenó cualquier práctica de las diversas civilizaciones indígenas que se opusiera a su dogmatismo, considerándolas pecado mortal y demoníaco, y las persiguió mediante la Santa Inquisición que se impuso también en los territorios americanos. Muchos indígenas o amerindios homosexuales fueron asesinados por los colonos o conquistadores españoles principalmente. Los españoles con sus buenas costumbres cagaron todo!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here