Lo advierte la American Cancer Society: cambió el perfil de ese tipo de cáncer, que antes atacaba más a mayores de 60.

“Este tipo de cáncer está causado por algo llamado VPH, que se produce a partir del sexo oral”. Su historia encendió la advertencia médica: ¿Las razones? Muchas parejas distintas, poco cuidado en sus relaciones sexuales, sexo oral, y un inicio precoz del sexo.

“En las últimas décadas, el número de casos de cánceres orofaríngeos –ésto es, la base de la lengua, el paladar blando, las amígdalas y la garganta– ha estado aumentado dramáticamente. La razón para el aumento en los cánceres asociados con VPH no está clara, aunque se cree que podría deberse a cambios en las prácticas sexuales en las últimas décadas, particularmente a un aumento en el sexo oral”, señala un informe de este año de la prestigiosa American Cancer Society.

Los expertos argentinos lo corroboran. “El virus del VPH puede infectar cualquier epitelio: eso quiere decir que también puede producir cáncer en la región de la cabeza y el cuello”, explica Alejandra Picconi, jefa del servicio de virus oncogénicos del Instituto Malbrán. Dice “también” porque el VPH puede inducir otros tipos de cáncer: de cuello de útero (88% de los casos) y de vulva, de pene, de vagina y de ano. Las estadísticas –señala– muestran que de 100 cánceres en la región orofaríngea, la mitad puede tener como origen la infección por el virus del HPV.

¿Las razones? Muchas parejas distintas, poco cuidado en sus relaciones sexuales, sexo oral (la prevalencia de este por sobre el sexo con penetración, dada la facilidad para el fast sex), y un inicio precoz de la actividad sexual. Falta de higiene sexual.

El virus no distingue sexo ni edad. Esto significa: puede contraerlo una mujer que le practica sexo oral a un varón infectado o un varón que le practica sexo oral a una mujer infectada. Sexo oral entre mujeres o entre varones. Pero es justamente el cambio en ciertas prácticas sexuales lo que está modificando el perfil del cáncer bucal.

“Por su relación con el tabaquismo y el alcoholismo, el cáncer bucal era una enfermedad de hombres. Me refiero a que, antes, de cada 10 pacientes 9 eran varones y solían llegar con un gran deterioro físico y nutricional. Pero lo que estamos viendo es que está aumentando la incidencia en mujeres jóvenes y eso tiene que ver con sus prácticas sexuales”, explica Raúl Giglio, oncólogo del Instituto Roffo y miembro de la unidad de tratamiento de tumores de cabeza y cuello. “Vimos que tienen relaciones sexuales precozmente, muchas parejas distintas, y que se cuidaban esporádicamente o nunca. Ahora, además, los pacientes son varias décadas más jóvenes que antes, son de clase media o alta, tienen buen estado dentario y nutricional y no son fumadores: un perfil totalmente distinto”.

La edad, así, ha dado un vuelco: “Empezamos a ver este tipo de cáncer en pacientes de 25 a 35 años que no han fumado nunca ni han tomado alcohol en exceso. Lo que queda claro es que el virus ya se sumó a los factores de riesgo tradicionales”, dice Eduardo Ceccotti, miembro de la Academia nacional de odontología y estomatólogo. El informe de la American Cancer Society también señala que los pacientes ya no tienen 62 años promedio sino que son más jóvenes. “Llega a provocar cáncer porque el VPH tiene dos proteínas que inhiben nuestros oncosupresores, que son los genes que nos protegen”.

Los controles médicos, la vacunación y la buena información son las únicas medidas de prevención (ver “La prevención…”): “De hecho, mientras los tumores en la boca producidos por el alcohol y el tabaco están descendiendo gracias a las campañas de prevención, los producidos por el VPH están aumentando”, dice Giglio. Atendidos a tiempo, la posibilidad de curación es del 80%. Esto significa: no hay que abandonar el sexo oral; hay que controlarse para cuidarse y cuidar al otro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here