Preguntas detonantes: para cambiar tú vida. It’s All Coming Back To Me Now

 

preguntas
Así terminé el día que me diagnosticaron, sentado solo en un banco plaza por más de tres horas, y no podía moverme.

Como tal vez mencione antes, estoy retomando mi vida de estudios, una maestría que había pospuesto por diversas razones; la falta de guita, tiempo o la simple falta de interés me hicieron postergar ese aspecto de mi vida hasta ahora. En una de las materias que estoy llevando se manejan las llamadas “preguntas detonantes”, son cuestionamientos que te hacen reflexionar y emitir un comentario referente a cierto tema. Una de las que llamó mi atención esta semana fue la siguiente:

¿Puedes recordar alguna decisión que parecía banal pero terminó por cambiar radicalmente tu vida?

¡Y pum! Ahí estaba en cuestión de segundos mi vida en un flashbacks y terminé con docenas de respuestas. Extrañaba todavía a mi pareja que me había dejado cuando le dije lo que CREÍA que me estaba pasando. ¡Fue como si ÉL se hubiera muerto súbitamente!
Las certezas las tuve tres días después. Yo estaba lleno de dolor, por MI y por ÉL.
Me dejo una noche de lluvia, no volvió más, así, simplemente se fue. Yo me sentía Celine Dion en It’s All Coming Back To Me Now (reconozco que soy medio  “Drama Queen”).

Lo que se me tornó más recurrente fue aquella decisión en la que preferí vivir un momento de calentura y omití el uso del preservativo, forro, condón.

Después haciendo un grupo para tomar más conciencia de la adherencia de la medicación se tocó el tema de la frase “Primero YO”. Siempre me llamaba la atención que en el lugar donde se hacia el curso, había reflexiones colgadas en la pared, encuadradas, donde se hablaba de lo que han pasado otras personas, que seguro habían pasado por ese curso ya, y algunos contaban experiencias como: “la de confesar que habían empezado a valorar la vida a partir de haberse enterado”, otros que dejaron de ir a teteras, de concurrir a saunas y que habían encontrado en el diagnostico una alerta para empezar a hacer algo con sus vidas. Era muy movilizante leerlos.

Volviendo al meollo también estaban (en el curso) los que hablaban de no querer contagiar al que estuviera con ellos en la cama. A mi no me preocupaba porque sinceramente por esa época mi vida sexual era nula. Estaba asexuado. Después con el tiempo y terapia mediante me enteré que es una fase muy común.

Con la frase “Primero yo”; la finalidad es cambiar la perspectiva por la que pasamos todos los recién diagnosticados, es decir, lo primero que pensamos es que no queremos contagiar a alguien más de VIH pero, no nos ponemos a pensar que también los demás con quienes decidamos tener relaciones sexuales nos pueden contagiar de alguna ITS (Infección de Transmisión Sexual) o de otras enfermedades (como Hepatitis).

Habiendo divagado ya bastante llegué a la conclusión como la canción de Mercedes Sosa, “Cambia todo cambia” ¡y es cierto! Ahora que me siento mejor y he decidido retomar mi vida sexual, algo en mi está cambiando; quizá al sexo express o el famoso “cruising” son cosas del pasado, debo tomarme el tiempo de conocer a la persona y decidir en relación con lo que pueda descubrir de él. No voy a ir por la vida pidiendo certificados médicos (lo pensé), pero sí quiero tomarme el tiempo necesario para que el momento del sexo sea algo placentero sin preocuparnos de nada más que disfrutar, claro está, con protección. He empezado a comer más sano, dejé el alcohol en forma indiscriminada y ¡chau pucho! Hago deporte, me cuesta, pero lo hago.

Hay que recordar que nuestro sistema inmunológico se encuentra presionado por ese bendito acelerador de enfermedades, y solo espera el menor de los descuidos para atacar.

Se ve que algo en mi ha fallado en cuando al tema de protegerme, tuve sífilis en la adolescencia, después gonorrea, hepatitis B, todas las fui superando con tratamientos. Pero después me salieron verrugas en el cuello que al poco tiempo desaparecieron y una amiga me dijo que era VPH (Virus de Papiloma Humano), por lo general este virus no genera mayor molestia que esas apariciones cutáneas; pero cuando mis defensas bajaron, se manifestó de nuevo. Leí que lo más grave del VPH es derivar en Cáncer y eso es lo que me tiene preocupado, pero consultando con mí doctor parece ser que la cepa no causará más que la incomodidad visual de esas cosas en mi piel, en una persona sana puede estar presente por años sin mostrar síntoma alguno.

Las decisiones siempre tienen consecuencias a corto o largo plazo (como dice mi psicólogo en uno está o no sostenerlas) y digo, ya todos sabemos en qué terminó esto, el diagnóstico que nadie quiere escuchar pero que al parecer todos gustan de “histeriquear”. El hecho de ser #Sero+ y de ir dejando estas crónicas, tiene su parte benéfica porque nos hará cuidar más y mejor de nosotros, pensar que es lo bueno y lo malo para nuestro cuerpo, a querernos y anteponer nuestro bienestar ante todo. Lo hago a modo de bitácora pero también me interesa ir dejando un camino, un mensaje para que por lo menos uno, vea que esto de ser #Sero+ no es algo que se arregla tomando una pastillita, como escuche decir a un pibe de unos 25 años, borracho y re dado con éxtasis en una Dorothy.

Y aunque no tengan VIH, cuídense porque tener sexo sin forro es jugar una ruleta rusa y no saber cuándo te pueda tocar. Háganse esta misma pregunta y nos leemos el jueves.

Gabo Hunt

Analista de sistemas 43 años, vivo solo, duermo solo. Me apasiona trabajar en lo rural, pero vivo en la ciudad. Me gusta la lectura y cocinar, es casi una terapia para el agitado ritmo de vida que llevo. Emprendedor, ansioso y en ocasiones demasiado honesto, amante de los viajes, reparto mis días viviendo y soñando.

One Reply to “Preguntas detonantes: para cambiar tú vida. It’s All Coming Back To Me Now”

  1. Te felicito por tus palabras y por tu experiencia, ya que fue exactamente lo que sentí yo al enterarme de que era (+)… Esa etapa de adecuado, Miles de preguntas en mi cabeza ( algunas con y sin respuestas) y el planteo constante de que hacer de nosotros y volver a -reinventarnos-. Aunque nunca fui un “reventado” de tetear, garchar sin forro, etc. me pasó y me pasó y acá estoy y por suerte cada día mejor.

    Sólo queda cuidarse, vida sana y seguirla…

    Abrazo.~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top