last christmas

Last Christmas, nos dejó George Michael.

En estos días resulta prácticamente imposible no encontrarse con una versión de ‘Last Chritstmas’, aquella canción en la que George Michael cantaba “Last Christmas, I gave you my heart / but the very next day, you gave it away. / This year, to save me from tears / I’ll give it to someone special” (“Las pasadas navidades te di mi corazón / pero al día siguiente lo tiraste por ahí. / Este año, para evitarme las lágrimas / se lo daré a alguien especial”).

La voz de aquel tema, uno de los últimos clásicos populares navideños, se apagó precisamente este día de Navidad, a los 53 años, según confirmó su publicista. El cantante falleció “tranquilamente en su casa” de Oxfordshire, según fuentes policiales británicas recogidas por la BBC, que señala que no se investigan “circunstancias sospechosas” en torno al fallecimiento. Luego se aclaró que había sido un paro cardíaco.

Nacido Georgios Kyriacos Panayiotou en Londres en 1963, hijo de británica y greco-chipriota, George Michael saltó a la fama en los primeros 80 como mitad del dúo Wham! junto a Andrew Ridgeley. Su primer disco, ‘Fantastic’, llegó al número 1 de las listas británicas en 1983, pero fue con el segundo, ‘Make it big’, un año después, cuando se convirtieron en un fenómeno global gracias a ‘Wake me up before you go-go’ y ‘Careless whisper’, dos ‘singles’ que siguen sonando en radios ‘oldies’ y karaokes tres décadas después. De ese 1984 es también el ‘Last Christmas’, con su icónico vídeo sobre la nieve, que luego formaría parte de la última entrega discográfica del dúo, que en Estados Unidos se llamó ‘Music from the edge of heaven’ y en el Reino Unido, ‘The final’, ambos de 1986.

Inmediatamente, Michael comenzó una no menos exitosa carrera en solitario a partir de su primer disco con su nombre, ‘Faith’ (1987). Icono sexual del cambio de los 80 a los 90, George Michael marcó tendencia con su espesa barba de tres días, sus patalones de cuero y su pendiente crucifijo. Una estética destinada al público femenino, a pesar de que la identidad sexual de Michael era más compleja que lo que la industria pretendía vender. En cualquier caso la canción que daba título a aquel álbum y la explícita ‘I want your sex’ se colaron en las radiofórmulas y la MTV.

Su segundo álbum en solitario ‘Listen Without Prejudice Vol. 1’ (‘Escuchar sin prejuicios, volumen 1’) marcó un nuevo hito con aquel pelotazo de pop, pianos ‘Madchester’ y bolas de discoteca que fue ‘Freedom 90!’, en cuyo vídeo reunió a la plana mayor de las supermodelos de la época, de Naomi Campbell a Linda Evangelista y Cindy Crawford.

Tras una durísima batalla legal con Columbia / Sony que le hizo estar casi seis años sin publicar un álbum, en 1996 lanzó ‘Older’, con ‘Fastlove’ y ‘Jesus to a child’, primeros emblemas del recién nacido conglomerado audiovisual Dreamworks, pero el tiempo de George había pasado, al menos para lo que dictaban las tendencias.

Escándalos y drogas

La carrera (e imagen pública) de George sufrió un revés cuando, en 1998, fue detenido en una operación anti-‘cruising’ en Los Ángeles por un policía de paisano. El escándalo posterior suscitó un debate sobre los límites del derecho de la opinión pública a conocer la orientación sexual de las estrellas y la necesidad de éstas de mantenerse protegidas de estas inquisiciones. Michael zanjó la cuestión con el videoclip de ‘Outside’, publicado en su disco de grandes éxitos, en el que se burlaba de la operación policial y de lo que aconteció después.

A partir de ese momento, su producción discográfica se redujo notablemente, con sólo dos discos de material nuevo publicados desde entonces (‘Patiente’ en 2004 y su álbum orquesta ‘Symphonica’ hace dos años).

Lo que sí se multiplicaron fueron sus problemas con las drogas, con diversas detenciones por tenencia y consumo, y los de salud. En 2011 estuvo ingresado en la unidad de cuidados intensivos por una neumonía y en 2013 sufrió un traumatismo en la cabeza tras sufrir un accidente mientras conducía su coche.

Se calcula que a lo largo de su carrera vendió cerca de 100 millones de álbumes. Se prevé que las ventas se disparen de nuevo y que, más que nunca en estas fechas, vuelva a sonar aquel ‘Last Chritsmas’.

Lautaro Anchorena

Periodista, fotógrafo y argonauta de la vida, editor técnico de este sitio.

2 Replies to “Last Christmas, nos dejó George Michael.”

  1. UNA VERDADERA PENA ME DIO CUANDO ESCUCHE LA NOTICIA POR LA TELE.
    ME ACUERDO, LA PRIMERA VEZ QUE VI EN 1983 EL VIDEO DE “WAKE ME UP … ” ME HIZO RUIDO SU IMAGEN CON EL PELO CON REFLEJOS Y BRUSHING, LAS MANGAS DE LA REMERA SUBIDAS Y EL SHORT DE JEAN CORTO; Y NO ME EQUIVOQUE, ERA DEL PALO. LO QUE PASO DESPUES ES OTRA HISTORIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top