Historias de Lengua: A propósito del éxito de la serie “La Casa de las Flores”.

Freddy Gonzalez
Fred
#Homotextual:
“La Casa de las Flores” es una serie de humor negro, fresca, real, actual que estoy seguro cambiará la forma de pensar de mucha gente respecto a la diversidad sexual, la fidelidad y la libertad de ser, vivir y existir.

Quién se hubiera imaginado a la “eterna heroína”, niña mimada de las telenovelas Verónica Castro fumándose un porro, teniendo un hijo abiertamente gay, o riéndose de ella misma como la muestra el genial director Manolo Caro, creador total de esta serie que, desde antes de su estreno, ya era gran tema en redes sociales.

Desde el viernes 10 de agosto en 190 países la serie de Netflix se ha convertido en un hit y ha sido aplaudida por la comunidad LGBT, ya que el tema de la homosexualidad y la transexualidad tienen mucho peso en la serie y se abordan de manera inteligente, natural y sin prejuicio.

Pero para quienes somos rioplatenses en “La Casa de las Flores” hay muchísimas palabras del español de México relacionadas al mundo gay y trans que desconocemos y que las escuchamos (y que obviamente por contexto las entendemos) pero me parece bastante interesante ver cuáles son, de dónde vienen y quién y cómo se usan. Algunas estarán en la serie y otras no, pero seguro tendrán una historia interesante en su origen y uso.

Como la serie transcurre entre un cabaret de transformistas y una florería, en algunos capítulos escuchamos la palabra “Amapolo”.  Este término utilizado para referirse al hombre homosexual tanto en España como en México y algunos países de America Latina. Aunque no es una palabra muy conocida y en principio nos parecía un localismo (ya que al parecer la utilizan los hetero en Andalucía para referirse a un homosexual en el armario), la primera referencia la encontramos en los años 50 en México, en los 70 en Colombia y en España en los años 80. El uso de nombres de flores como eufemismo o como insulto también lo encontramos en otros idiomas como el Inglés, con términos como Daisy (Margarita), Pansy (Pensamiento) y Buttercup (Ranúnculo), en cambio en España es más frecuente el uso del genérico flor y sus variaciones para señalar a los homosexuales. También se puede encontrar con el significado de travesti.

Brincona: Gay que todo mundo asume como pasivo, pero a la hora de la relación sexual, resulta activo. Esto suele ser un problema para los activos que se los ligan, porque dan por hecho que la “brincona” le hace a la pasividad y a la hora de la hora se tienen que conformar con un espadeo.

Buga: heterosexual. Las leyendas urbanas de la Ciudad de México cuentan que todo nació en un restaurante del porfiriato ubicado en Zona Rosa llamado “Bugambilia”, al cual no podían ingresar homosexuales, únicamente personas que aparentaban ser “decentes” para la época.

“Buga” es justo una contracción de la palabra bugambilia, y los gays y lesbianas comenzaron a usarla para referirse a las personas heterosexuales.

Actualmente esta palabra es muy utilizada cuando vas a un bar o antro gay y te preguntan: “¿Eres buga?”, es una forma decente de descartarte (o no) como prospecto de ligue.

Así que ya sabes por qué se refieren de esta manera a las personas heterosexuales en México, ¿curioso, no?

Chacal: El chacal es un animal que si es necesario, es carroñero, que se come lo que otros no quieren. Cuando se llama chacal a un hombre se hace referencia al comportamiento de un hombre heterosexual que, si es necesario, tiene sexo con gays. Cuál sería en rioplatense un adjetivo para la palabra chacal? Estoy seguro que “bufarrón” aunque en este momento se me vienen a la mente los antiguos Show del Chiste de VideoMatch, asociando al “chacal” con el “tiburón blanco”, ya que 2 x 3 se come un hombre…

Chichifo: término utilizado en México para referirse al hombre que se relaciona con hombres homosexuales para aprovecharse de ellos, ofreciendo sexo, compañía, relación, etc. El término tiene su origen en la palabra chichisbeo, que era el servicio de galanteo que determinados caballeros apuestos, los “cicisbei”, ofrecían a las damas en los siglos 18 y 19 en Italia, con el conocimiento y consentimiento del marido normalmente de edad avanzada, y que podía incluir relaciones sexuales.

Entiende: Un chico que entiende es un chico que es gay. Este eufemismo era muy utilizado para preguntar a un hombre si era gay. Como la pregunta podía ofender, sólo los gays la entendían. Si el hombre no entendía la pregunta no era gay. Inteligente ¿Verdad?

Variación: entendido.

Joto: Término utilizado en México para referirse peyorativamente al hombre homosexual. Hay varias teorías sobre el origen de esta palabra. Por un lado hay quien dice que viene de “Sota” del juego de cartas, porque le ven atributos afeminados a la ilustración y por la expresión “me cago en la sota de oros”. Otros dicen que “Joto” es el cabrito lactante y que estaría relacionado con mamar. La teoría más habitual, es la que hace referencia a la cárcel mexicana de la ciudad de Lecumberry, según la cual a los homosexuales se les encerraba en la sección “J” o porque fue la sección donde encerraron a los apresados en el famoso “Baile de los 41”. Y la teoría más sorprendente sería que “Joto” vendría de la Jota aragonesa a través del salto semántico baile – mujer – homosexual.

La primera referencia de la palabra Joto la encontramos en un artículo del colombiano Federico Aguilar fechado en 1883 donde enumera toda una serie de términos usados en La puebla y los estados centrales de México, en la que “Joto” se traduce como “Maricón”, por lo tanto la teoría sobre el origen de este argot que lo relaciona con la sección Jota de la cárcel de Lecumberri, así como su relación con el “Baile de los 41”, pierde toda validez ya que esa cárcel no existía en ese momento; fue inaugurada en 1900.

Con el paso del tiempo  hemos desarrollado cierto olfato para separar el grano de la paja, sin embargo con “Joto” a pesar de que hemos conseguido refutar sin ninguna duda el mito de la sección jota de la cárcel, entre el resto de las teorías no encontramos ninguna que no nos parezca tonta. Veremos en el futuro adónde nos llevan las palabras.

Variaciones Jotito, Jota.

Mamá: persona que acoge, cuida y ayuda a los gays y drag queens de escasos recursos que son rechazados por su familia y amigos.

Mayate: término procedente del idioma mexicano o náhuatl para nombrar a un escarabajo. También se utiliza para insultar a los hombres homosexuales, aunque más concretamente se utiliza para nombrar a aquellos hombres que se autodefinen heterosexuales, pero que tienen sexo con gays. Mayate sería el equivalente del Mostacero peruano y del Cucarrón colombiano. En ambos casos se destaca el papel exclusivamente activo de estos hombres por los restos de heces que puede presentar el pene tras el sexo anal.

En Mayate la relación con las heces puede estar en que sus larvas se alimentan de excrementos de animales, como igual ocurre con el término Cucarrón, que es un escarabajo que se dedica a transportar bolas de excrementos de un lado para otro para alimentarse.

Metrera: Personaje que utiliza el Metro (el subte) como lugar de ligue e incluso llega a tener encuentros sexuales en lugares como los vagones o pasillos.  Actualmente su labor requiere de mayor maestría pues a partir de las 10 de la noche suelen inhabilitarse los tres últimos vagones

Pájara/titera: Homosexuales muy afeminados. Se refieren a ellos mismos y a sus amigos en femenino y suelen tener cabellos de colores, encrespados y planchados (de ahí el término pájara).  Suelen cargar grandes bolsos, usan pantalones blancos entallados y botitas de boxeador. En redes sociales suelen ponerse apellidos como Spears, Germanotta y Kardashian, aunque en realidad sean Pérez, Martínez o Jiménez. Ojo: este término también es peyorativo. El término “titera” proviene de “Cabare-Tito”, de donde suelen ser clientes asiduos.

Puñal: Es un término utilizado en México para señalar a los gays.

Variaciones Puñalín, Puñalón.

Vestida: Travesti. La vestida puede ser o no ser gay, hay heterosexuales que por fantasía, fetiche o trabajo se visten de mujeres. No confundir con transexual.

Creada y dirigida por Caro, un joven cineasta mexicano, La casa de las flores es la cuarta producción de ese país en Netflix, tras el éxito obtenido por las series Club de Cuervos, Ingobernable y Luis Miguel. Con 13 capítulos en la primera temporada, la relectura de la telenovela mexicana clásica convertida en serie de humor negro, el elenco incluye los actores Darío Yazbek Bernal, Juan Pablo Medina, Arturo Ríos y Claudette Maillé y se lucen junto a Verónica Castro también las estrellas mexicanas Aylin Derbez y Cecilia Suárez.

Pero no todo son elogios. Uno de los aspectos más polémicos de la serie es la participación del actor español Paco León, que interpreta al marido transexual de Paulina -antes llamado José María y ahora rebautizado como María José-.

El no incluir un actor que realmente fuera transexual generó numerosas críticas en la comunidad GLBTI.

Con aplausos y críticas, La casa de las flores es tendencia en redes sociales y su director está dispuesto a una nueva temporada.

¿Es usted un gay mexicano y cree que  faltó algún término importante? ¿Es buga y tiene dudas con respecto a alguna palabra? Aplíquense a comentar, que es gratis y gratis hasta las puñaladas…

Los espero en Instagram: @fred_barbas

Hasta pronto!

Freddy Gonzalez

Freddy González tiene 40 años, es docente de Historia y de Inglés. Uruguayo, nacido en la costa del departamento de Rocha, viviendo en Montevideo. Ingresa al activismo LGTB en 2011. Ha trabajado en dos proyectos del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA. Ha participado en la creación de campañas de sensibilización mediáticas hacia la diversidad , como “Es mi Vida” y “Discriminacion Cero”. Actualmente brinda talleres de sensibilización sobre Identidad de Género, Orientación y Práctica Sexual, Prevención y Consejeria Pre y Post test de VIH en todos los lugares donde es invitado. Además coordina la campaña #Gozateconforro y responde consultas en #ElijoSaber (campaña creada en conjunto con el Ministerio de Salud Publica y la sociedad civil) y trabaja con un equipo de 2 chicas trans y dos chicos gays promoviendo salud, educando en diversidad y sensibilizando a la población en general. Socio Fundador de Montevideo Diverso ONG, y creador de la revista Amanecer donde es columnista desde 2009. Además a partir del 1ero de abril se firmará una alianza de trabajo con DKT Internacional, organización líder en planificación familiar dueña de la marca de preservativos Prudence, número 1 en ventas en Brasil y México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top