¡Hay una nutria en mi Grindr!

Seguramente, te ha pasado, que cuando estas en Grindr, o en cualquier otra app, hay tribus urbanas que se revelan como novedosas. Y es ahí donde todos nos quedamos pensando frente a que estamos. Ciertamente esta nota surge porque alguna vez me pasó a mi y me quede solo frente a la pantalla pensando: ¿Que es una nutria?

La nutria se presupone es una especie intermedia entre un oso y un twink, pero no es tan simple como eso.

Definición física de una nutria

Una nutria es alguien delgado y velludo, nunca tan velludo como un oso, y no tan delgado o aniñado como un twink, pero se encuentra en el punto medio entre el tamaño corporal y la cantidad de vello de un twink y un oso. 

Esta descripción nos hace pensar que la mayoría de los hombres podría encajar en ella, y es así, en realidad muchos podrían ser considerados nutrias sin saberlo: un hombre cisgénero con una estética masculina tradicional, alguien que tiene un nivel promedio de vello corporal, un poco de barba, etc. La nutria bien podría ser el clásico boy next door.

No es una forma más de masculinidad tóxica

Esto nos lleva a pensar si todo no es una forma más de masculinidad tóxica, no en realidad, la estética masculina no es una parte fundamental del ser nutria, las nutrias no se enfocan en lo masculino como una forma de comportamiento, hay muchas nutrias afeminadas y otras no-binarias.

Algunos afirman que ser una nutria, es una etapa transitoria entre un twink y un oso. Cuando algunas nutrias crecen, físicamente se convierten en osos, aún cuando no se identifiquen con esa comunidad.

La nutria es más aventurera sexualmente

En cuanto a su comportamiento, se puede decir que la nutria es más aventurera sexualmente y más experimentada, incluso, el hecho de que no estén buscando eliminar su vello corporal, hacen que se sientan más cómodos con su cuerpo y quienes son.

Como conclusión podemos decir que las nutrias son un guy next door un poco más crecido y con un cierto ángulo diferente.

Tomy Von Outen

Periodista, aeronavegante y soñador mundano con los pies sobre la tierra, viviendo muy bien, lo que me resta de vida, esperando el fin del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top