Margarita with straw es un film indio de 2014. Una película de drama dirigida por Shonali Bose. Está protagonizada por Kalki Koechlin , quien interpreta a Laila, una adolescente con parálisis cerebral. Revathy , Sayani Gupta , y William Moseley juegan papeles de soporte. La película habla de la lucha con las actividades normales de su vida. Margarita con una paja (su nombre en castellano) fue uno de los cinco proyectos seleccionados para el trabajo Bazaar Progress Festival en 2013. La exploración sexual de una chica con parálisis cerebral es el tema medular de Margarita with the Straw (2014), filme que con su conmovedor e intenso drama dejará una profunda huella en el Costa Rica Festival Internacional de Cine.
Dirigido por Shonali Bose y Nilesh Maniyar, la cinta que se presenta hoy en el cine Magaly, se aleja del esquema bollywoodense y rompe el imaginario fílmico que el mundo tiene sobre los filmes hechos en India.
Se aparta de “las estupideces de Bollywood”, como define Nilesh al cine de los bailes, colores y comedias románticas. La podes ver en Netflix. Recomendable! 

Ryan J. Haddad es un joven homosexual que quiere transmitirle al mundo un mensaje a través del cual pretende contribuir a que las personas transformen su manera de pensar sobre la sexualidad humana: Ryan es una persona con discapacidad y eso no le impide tener una vida sexual activa, mucho menos sentirse atractivo o emprender la búsqueda de parejas sexuales. La discapacidad y el deseo se llevan muy bien. Este joven tiene 25 años de edad y vive con parálisis cerebral, lo cual afecta su capacidad para moverse, mantenerse en equilibrio y conservar una postura recta. Su padecimiento hace que Ryan use un andador para poder moverse de un lugar a otro. Su discapacidad y su orientación sexual lo han llevado a experimentar diversas situaciones en las que su atracción sexual y su estado de salud son objeto de discriminación y de rechazo, ya sea de forma independiente o por ambas situaciones. El rechazo y la exclusión casi siempre han estado presentes en su vida, pues la mayoría de las personas, y sobre todo los hombres homosexuales, suponen que tener una discapacidad excluye la actividad sexual en su vida, pues los estereotipos sobre la sexualidad sugieren que los cuerpos “sanos” y “atractivos” son los únicos que pueden ser objetos y sujetos del deseo. Haddad se describe a sí mismo como un “joven peludo” con unas grandiosas piernas y un “pene respetable”. Cuando se reconoció como gay y comenzó a salir a los clubes nocturnos tuvo experiencias y encuentros bastante incomodos con otros hombres, pues a menudo lo miraban con lástima, pena o tristeza. Según relata el joven, le costó muchos años poder percatarse que dichas situaciones no eran su culpa y que su cuerpo no era responsable de las percepciones que otros homosexuales hacían de él.

“Soy consciente de que soy lo suficientemente bueno. Los hombres simplemente no tienen el conocimiento o el entendimiento necesario para acercarse a alguien con un andador. Soy lo suficientemente atractivo. Sólo necesito a alguien que sea emocionalmente y mentalmente atractivo para mí”, narra el joven.

La historia de Ryan es contada en el proyecto #ThisIsMe, una serie de videos biográficos que intentan mostrar el amplio espectro de las vivencias de los hombres gays más allá de la los estereotipos de la cultura gay y los cuerpos atractivos. Precisamente este joven abre la serie con su mensaje de orgullo reivindicación de la discapacidad. “Compartimos las historias de imagen corporal de los hombres homosexuales dentro de todo el espectro de nuestra comunidad. Estos no son necesariamente hombres que tienen todas las respuestas o que se han premeditado todo. Esto es sobre la vida real”, señala Davey Wavey creador del proyecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here