Escepticismo terapéutico, los que no creen en la psicologia.

Por Ale K – El otro día me encontré en una situación en la cual una persona que conozco dijo “Yo la verdad es que no creo en la psicología”. En ese momento no le presté atención al comentario, no pensé que fuera una idea común, sin embargo, han pasado algunos días y me he estado dando cuenta de que muchas personas “no creen” en la psicología. Me gustaría que esta columna se trate de cómo no se puede “no creer” en la psicología, es una ciencia, en la cual se aplica el método científico en investigaciones relacionadas con el comportamiento humano.

En la vida cotidiana de los argentinos es normal acomodar los horarios para poder ir a una sesión de terapia e incluso, a veces, resulta extraño que una persona no haya recurrido nunca al diván en algún momento conflictivo de la vida.
Tiene sentido, ya que Argentina es el país que alberga el mayor número de psicólogos per cápita del mundo, con alrededor de 198 psicólogos por cada 100 mil habitantes, de los cuales se estima que el 46% se encuentran en Buenos Aires. Sin embargo, en lugar de recibir tratamientos cognitivos o conductuales, la gran mayoría de argentinos recurre únicamente al psicoanálisis.
Fundada por Sigmund Freud en el siglo XIX, la técnica de psicoanálisis hace uso de las fantasías, los sueños y la asociación libre para descubrir ideas reprimidas en el inconsciente y ayudar al paciente a obtener nuevos conocimientos sobre sus emociones y experiencias. ¿Por qué los porteños eligen este método para afrontar sus problemas?
Tal vez porque aunque el psicoanálisis era conocido en Buenos Aires desde la década de 1910, se experimentó un verdadero auge cultural cuando el gobierno de Juan Domingo Perón fue derrocado en 1955.

“Eso abrió un momento de rápida modernización cultural en Argentina. Hubo una gran recepción de todo lo proveniente de Europa. El psicoanálisis fue visto por muchos como una doctrina emancipadora”.

La psicología es el estudio científico de la conducta y experiencias, de cómo los seres humanos sienten, piensan, aprenden y se conocen para adaptarse al entorno. Los primeros en escribir sobre psicología como tal fueron Platón y Aristóteles. Ellos se preguntaban cosas como: ¿Nacen personas con ciertas habilidades más desarrolladas que otras? o ¿Cómo es que el individuo llega a conocer el mundo que lo rodea?
Muchos filósofos han realizado importantes aportaciones a la psicología, desde Descartes con su propuesta para entender el funcionamiento de la mente, hasta los empiristas británicos Hobbes y Locke que resaltan la importancia de los sentidos al momento de adquirir conocimiento. Y sí, las aportaciones teóricas son importantes al momento de desarrollar una ciencia, pero yo les dije que además se realizaban investigaciones basadas en el método científico.
Pues en efecto, el primer laboratorio de psicología experimental fue fundado en 1879 (relativamente reciente) en la ciudad de Leipzig, Alemania por un fisiólogo con el nombre de Wilhelm Wundt. Otro psicólogo, Johannes Müller, trataba de relacionar la experiencia sensorial con las actividades del sistema nervioso (¿cool, no?).

“Si hablás de psicoanálisis en Buenos Aires hoy, en realidad estás hablando del psicoanálisis francés de Lacan. Las élites intelectuales argentinas siempre fueron muy receptivas de todo lo que proviene de Francia”

Lo vemos en la arquitectura de principios del siglo pasado, a esa fiebre por los palacios majestuosos que se ven en Buenos Aires, le correspondía la intelectual. “La obsesión por la cultura francesa es un fenómeno amplio a lo largo de América Latina, excepto que aquí entre los porteños hay una mayor población de clase media con acceso a estos artefactos culturales”.

Yo me eduqué en la UBA freudiana de fines de los ’80, con el tiempo las cosas cambiaron y hoy impera Lacan, no obtante vale recordar que los últimos académicos son aquellos que aportaron al cuidado de los enfermos mentales, de aquí viene el más famoso, Sigmund Freud, padre del psicoanálisis (¿la teoría que dice que a los 6 años quieres matar a tu papá porque estas enamorado de tu mamá?, parece duro, pero el lo sostenía).

La gran aportación de Freud fue su método de investigación y tratamiento porque éste le permitió a otros individuos como Skinner (padre del conductismo) o Ellis (padre de la terapia TREC) abrirse paso para proponer distintos métodos según las necesidades del cliente o enfermo.

Aunque algunos psicoanalistas son caros, hay un montón de opciones de bajo costo disponibles, con sesiones de terapia a partir 150 pesos, como el centro II y también estamos los que tenemos aranceles accesibles segun la realidad de cada paciente.

“No está necesariamente asociado con la enfermedad, pero sí con la buena salud. Está pensado como algo que casi todo el mundo debería hacer. Para muchas personas, es un proceso de auto-conocimiento y maduración”.

¿De que se habla en terapia?

“El predominio del psicoanálisis en Argentina es tal, que es perfectamente aceptable organizar reuniones de trabajo en torno a una cita de terapia”,  Algunos pacientes tienden a hablar de “problemas comunes y cotidianos”, como peleas y discusiones diarias, ansiedades, problemas con sus padres, los niños o el trabajo, la salida del clóset, HIV y serodiscordancia, descontento y problemática laboral, la grieta, fobias sociales, soledad.

Hay veces que puede ser muy beneficioso tomarse un tiempo para hablar de las preocupaciones personales.

AleK

CEO / Fundador de dambiente.com apasionado por todo lo relacionado a la comunicación, los medios digitales, distinguido por divulgar la cultura LGTTB. Licenciado en Psicología, psicoanalista y Abogado.

One Reply to “Escepticismo terapéutico, los que no creen en la psicologia.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top