¿El gimnasio, afecta tu vida sexual?

Martin SoriaNo cabe duda que cuando se tiene una relación estable para fortalecerla lo hacemos mediante relaciones sexuales, y para aquellos que entrenamos con pesas y el deporte en general hace que este aspecto de la relación de pareja sea mucho más placentero.

Desde ya la respuesta al titulo de esta nota es un gran ¡SI! 

NO te quedes sacándote la foto en el vestuario, cuando trabajas tu cuerpo tanto tiempo, también es bueno que lo estrenes y reestrenes, por cada plexo y cuadro trabajado. Salí del espejo y a la cama!

Veamos porque:

A los hombres nos ayuda a eliminar el problema de la disfunción eréctil, el ejercicio cardiovascular, en si cualquier deporte que haga que tu corazón trabaje como el futbol, tenis, etc., mejora la circulación lo cual se traduce en erecciones mas duraderas.

Cuando realizamos ejercicio estamos expulsando o segregando sustancias en nuestro organismo y una de ellas es la testosterona, en el caso de hombre y estrógeno en el caso de las mujeres, a los hombres nos convierte en ganadores en la cama además el deseo sexual aumenta considerablemente.

El estar completamente activos haciendo ejercicio es también es beneficioso en la cama pues la energía se vera incrementada lo cual conlleva a que el sexo sea más prolongado.

¿Te has preguntado qué tipo de ejercicio haces entre las sábanas? Gracias a un nuevo estudio de la Universidad de Montreal, tenemos la respuesta precisa: los hombres quemamos 100 calorías en una sesión promedio de sexo, mientras las mujeres solo gastan 69 (sí, 69).

Un encuentro típico dura unos 25 minutos desde el inicio de los juegos previos hasta el fin, sin embargo es un promedio -los tiempos varían de entre 10 y 57 minutos. Mientras más tiempo dure, se queman más calorías.

Las endorfinas son las hormonas del placer, estas se liberan prácticamente cuando hacemos cualquier actividad que nos brinde satisfacción, en esas entra el ejercicio, ya sea bajo el techo de un gimnasio, corriendo en un parque o en tu casa frente al televisor haciendo ejercicios, se ha demostrado innumerables veces que el ejercicio libera estas hormonas en grandes cantidades y al estar acostumbrado a entrenar y constantemente y presentarse una liberación de esta hormona, se hace  imprescindible pasar juntos a la cama, (también puede ser en las duchas del gimnasio, tras un arbusto en el parque, o luego de dar dos vueltas en la reserva, como leí por ahí, pero yo prefiero en la cama), ya que en ella será mucho mas fácil su liberación lo que significa, placer duradero; es importante que al momento del sexo estemos tranquilos ambos, se que muchas veces la adrenalina del paseo publico te tienta, pero estar entre cuatro paredes hace que te relajes en tu etapa de meseta, (luego de acabar), ya que la vida cotidiana te lleva corriendo por la ciudad, es bueno y no tan difícil de lograr un poco de relax.

Cabe destacar que el sexo representa un gran gasto calórico lo cual en definición cae de maravilla, y no solo eso mejora la lozanía de la piel, ayuda a reducir el estrés, mejora el sistema inmunológico y produce sensación de relajamiento.

El ejercicio también mejora nuestra autoestima pues cambia nuestro físico para bien, y esto a la hora de tener relaciones sexuales (según dicen los psicólogos), es un factor clave en la cama, pues se pueden privar de disfrutar al máximo con su pareja por temor a un físico que no sea del todo gustoso para su compañero, obviamente el ejercicio mejora la apariencia física, lo cual les brinda una sensación de seguridad que redunda en mejores relaciones sexuales.

¡A coger que se acaba el mundo!

Martin Soria

Profesor de gimnasia, nutricionista y personal trainer, amante de los deportes extremos y al aire libre, cultor de aquello de que: “somos lo que comemos” y conocedor de las personas a partir de una caminata y unos buenos mates.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top