Cultura osuna, mala onda y discriminación por ser flaco!

He notado últimamente que más allá de que se habla mucho de la discriminación de los “gorditos” –lo digo así para que no me caiga INADI- también hay mucho de autoexclusión en esto de formar parte de la carnicería de la que somos parte -creo yo- todos los gays.

Tuve onda con un pibe de la facu, “onda rugbier, nada que ver, cero plumas” al que contacté por otra pagina muy conocida de levante. Anduvo todo bien cuando nos vimos en la facu, el casi se está por recibir y yo estoy empezando, pero noté cierta sorpresa cuando nos conocimos, y creo que fue por mi aspecto físico. Es la primera vez que lo siento así.

Todo nuestro intercambio epistolar/virtual fue muy bueno, caliente, candente y lleno de deseo. Nos veíamos las caras por las fotos del Whatapp así que pensé que estaba todo bien…
Cuando nos tuvimos frente a frente empecé a notar que el hecho que use talla “S” tal vez fuera un problema para este OSO “XXXL” Digo para mi estaba más que bien, nuestra primera “cita” fue sobre rieles, pero para que negarlo no soy muy peludo y es algo a lo que el hizo referencia, luego se reía con el tamaño de mi ropa interior y mis pantalones, algo así como que usaba la ropa de Barbie, pero más allá de estos actos de discriminación inversa, seguí adelante.

 Creo que el TAMBIÉN la pasó algo mal en bolas frente a mi heladera porque mis raciones alimentarias son diminutas, tomo agua, nunca Coca y soy bastante descuidado en el aprovisionamiento de la misma. Tuvo un ataque de PÁNICO (que expresó con muy mala onda).

Me contó que en la cultura Osuna yo era un cazador y que lo estaba cazando… (No entendía…) pero bueno si a él le venia bien estaba todo OK.

Pero las cosas se empezaron a poner complicadas con el devenir de los días y las presentaciones de amigos, en dos reuniones para ser exactos que metían siempre chistes sobre anoréxicos y raquitismo, eso no era lo importante, lo importante fue que luego al estar solo él me preguntara si yo tenia trastornos alimentarios!

 Era un hecho; me estaba discriminando!

Mientras que en la cama todo andaba muy bien o así yo lo creía el pibe, como si fuera mi padre empezó una cruzada para que me alimentara mejor y comiera más… algo no funcionaba. A esto se le sumó el hecho de que me depilo/recorto a maquina, cierta pelusa que tengo como “pelo en pecho” y él pretendía que dejara de hacerlo “ya que los pelos eran para tenerlos”.

En una segunda salida con amigos de él me dí cuenta que no les caía bien y que hacían “rancho aparte”, algo que a él también incomodaba, dado todo lo cual un dia hablamos al llegar a mi casa, siempre era en mi casa porque el vivía con la madre. Y ya en plena charla me dijo que: “yo no era parte de su cultura, y que no me preocupaba por entenderla”.

Le contesté que hice todo lo que estuvo a mi alcance para poder acceder pero que notaba que el me ponía limites y obstáculos como para que yo no pudiera acercarme y que todos los puentes que tendía implicaban cambios de mi parte solamente, que yo no encajaba.

No llegué con los kilos

De la nada empecé a hablar en tono monocorde y le dije que tal vez lo que pasaba era que estábamos intentando con estereotipos para los que no éramos acordes. Le dije que el tenia una mala onda casi cotidiana, que ahuyentaba a todos mis amigos de la facultad que al ser yo del interior son casi mi único grupo social en Baires, que yo sentía que no encajaba en su vida, o lo poco que conocía. Pero ya a estas alturas no quiso escuchar, agarró la campera y se fue no sin antes decir que esto le pasaba por acostarse con pendejos y gente que no entiende a su grupo.

Cuando cerró la puerta y se fue, aireé la casa aunque hacia frío, puse sahumerios para sacar la “mala onda”, y pensando en esto de “los osos”;”la cultura osuna”; “homoerotismo porcino” etc., todas frases que había escuchado de él y sus amigos, que conformaban un orgulloso gueto, me empecé a sentir mejor lejos de todos estos protocolos y convencionalismos…

Juan Cruz Pando

Joven argentino bien parado frente a la vida, novel estudiante de comunicación en UADE, cordobés en transito, buena gente, viviendo hace poco en Buenos Aires. Acá tengo que caminar más rápido pero me quiero vivir la vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top