Al igual que Argentina en 2010 Chile está dando sus primeros pasos hacia la legalización del matrimonio igualitario y otras leyes LGBT que van en el paquete. Adopción e identidad de género, pero no tienen el mejor escenario político, ni siquiera comparable con el peor que se tenía de este lado de la cordillera cuando se aprobó en nuestro país. Es que la sociedad chilena es mucho más cerrada que la Argentina, apegada a sus convicciones y tradición. 

La buena noticia

Michelle Bachelet, la presidenta de Chile, presentará ante el Congreso de su país un proyecto de ley para aprobar el matrimonio homosexual, así como la adopción homoparental y la ley de identidad de género.

Esto se consiguió gracias a la colaboración del gobierno chileno y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh). Este proyecto de ley será presentado el próximo 28 de agosto (2017). Y fue, por cierto, una de las promesas de campaña electoral que Bachelet ofreció en 2013.

La historia

Seguramente ya lo saben, pero este es el segundo mandato de Bachelet, quien ya fue presidenta de Chile en el periodo 2006-2010, convirtiéndose además en la primera mujer en llevar el cargo en el país sudamericano.

Bachelet es parte del Partido Socialista de Chile y luego de su primer mandato fue reclutada por la ONU para ejercer como primera directora ejecutiva de la recién creada unidad para la igualdad de género y empoderamiento de la mujer: ONU Mujeres

Y en general ha mantenido una agenda, y unas promesas, acordes con su imagen política. Pero, hasta ahora le ha fallado a la comunidad LGBT+. Con su segundo mandato a punto de terminar, Bachelet apenas va a enviar un proyecto de ley para legalizar el matrimonio homosexual, la adopción homoparental y la ley de identodad de género.

El problema con esto es que las elecciones que se realizarán en noviembre de 2017, que serán presidenciales y designarán a su sucesor, podrían dar como nuevo presidente a Sebastián Piñera, quien casualmenta fue quien ocupó el cargo luego del primer mandato de Bachelet, entre 2010 y 2014.

Piñera es un candidato conservador y es francamente improbable que él llegue a llevar a buen término este proyecto. Especialmente tomando en cuenta que algunas encuentas indican que la mayoría de los chilenos estarían en contra del matrimonio homosexual.

Booking.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here