AleKLa pornografía nos llena de ejemplos con grandes “varones” con el culo de muñeca que eran anunciados en las mismas películas como los “machos” cogedores, -para ejemplo que muestra que esto viene de antaño citamos a John Holmes-  dándole murra a cuanta estrellita insurgente del porno hubiera.

Cashsexuales: la erotización del dineroEsta categoría no funcionaría para explicar la multiplicidad de relaciones sexuales que se establecen entre hombres homosexuales y heterosexuales. En su más reciente libro My Husband Gay, Straight or Bi? A Guide for Women Concerned About Their Men; el doctor Joe Kort afirma que existe un nuevo fenómeno llamado “cashsexuals” o “buy-sexuals”, que posee particularidades que lo hacen alejarse del gay for pay.

Los cashsexuales son hombres heterosexuales que tienen sexo con otros hombres a cambio de dinero u otros productos de valor. Hasta aquí la descripción parece común y no se aleja de lo que entendemos como trabajo sexual; pero de acuerdo con la investigación de Kort, los cashsexuales establecen este tipo de transacciones debido al placer que experimentan al recibir dinero, sentirse un objeto de deseo y ser idolatrados. Como vemos, el acto no se limita al intercambio de dinero y mucho menos a la atracción sexual.

Para los cashsexuales el sexo no ocupa un papel primordial sino que le otorgan gran relevancia a la erotización del dinero y a la fetichización de la masculinidad, esto último es algo muy recurrente entre los hombres homosexuales, según indica el investigador.

“Suponemos que estos hombres son homosexuales, o por lo menos bisexuales, y que viven negando su sexualidad; sin embargo, ahora sabemos que son un subconjunto de hombres heterosexuales que disfrutan ser pagados por tener sexo. ¡No es el sexo lo que los enciende, sino el dinero! Ellos han erotizado el dinero, se trata del sentido de valor que deriva de ser admirados y recibir pagos por realizar actos sexuales con hombres”, señaló Kort sobre su descubrimiento.

En los últimos años han proliferado conceptos similares a este que buscan explicar las relaciones sexuales que establecen los hombres heterosexuales de forma afectiva con otros hombres, ya sean heterosexuales u homosexuales. Términos como “budsex” y “brojobs” son usados para referirse a hombres heterosexuales que tienen sexo entre sí a manera de “asistencia sexual” cuando no hay mujeres con quienes erotizar.

También ha proliferado la palabra “bromance”, la cual explica los afectos sentimentales y las estrechas relaciones que establecen dos hombres heteros entre sí sin ser homosexuales ni tener una relación sentimental.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here