En la consulta de hoy tenemos la que yo creo que puede ser la pesadilla de todo gay… que es colgarse de un hetero… Pero, claro, que también es verdad que si uno empieza a interesarse más de lo normal de alguien con novia, igual será porque él también nos arrima la bragueta más de lo normal… Ahí habría que ver si estamos hablando de alguien que sea bisexual, heteroflexible, bromance o directamente que está en el armario y se le ve el plumero…

Estoy medio enamorado de un chico que fue buen amigo mío durante bastante tiempo y hace dos años retomamos el contacto. Él supuestamente es hetero, lleva 7 meses con la novia pero a mí me hacen dudar ciertas señales suyas… Le veo cierta pluma (moderada, pero pluma al fin y al cabo) y veo cierto tonteo: siempre que nos vemos por los pasillos de la uade me saluda y cuando tiene la oportunidad me toca el culo (pellizcos o esas cosas), cuando hablamos estamos todo el rato MANOSEÁNDONOS, alguna  que otra vez me ha enseñado los pelos del pubis sin venir a cuento… Y mi desconcierto va a mayores porque está como muy interesado en saber mi situación sentimental… Fuera de la universidad no hablamos mucho pero las veces que lo hemos hecho he seguido notando el cachondeo.
Me asusta porque digamos que “han dejado de atraerme” otros chicos por su culpa, solamente tengo ojos para él, y eso no me gusta nada. Además, poniéndome en la situación de que fuese gay, le gustase y saliésemos, sus amigos nos lo harían imposible… Estoy hecho confundido y no sé si es que son alucinaciones mías o que verdaderamente hay algo; sé que lo mejor es olvidarme de él pero es que lo veo taaaaaaaaan perfecto para mí que no sé si merece la pena el arriesgarse…
En definitiva, AYUDA!!

heteroflexible
CUANDO TIENE LA OPORTUNIDAD ME TOCA EL CULO (PELLIZCOS O ESAS COSAS), CUANDO HABLAMOS ESTAMOS TODO EL RATO MANOSEÁNDONOS, ALGUNA QUE OTRA VEZ ME HA ENSEÑADO LOS PELOS DEL PUBIS SIN VENIR A CUENTO…

Bueno, tu duda me parece especialmente complicada… porque así, en seco, sin conocer al chico en cuestión, ya podemos decirte: FUEGO! que es jugar a la lotería… Aun así, las posibilidades que se me ocurren son las que te decía en el título (te voy contando y de paso repasamos conceptos):

  • Heteroflexible (o heterocurioso, bicurioso, etc.). Que le gustan las chicas pero, llegados a un punto, podría estar con un chico… Un poco entre el verso ese de “Todos somos bisexuales” y el de “en esta vida hay que probarlo todo”. Podría ser… pero faltaría saber si a él le gusta poner los cuernos a la novia y si a ti te compensaría que se quedase la cosa en un polvo y ya está.
  • Bromance. Viene a ser el “boludeo” entre heteros… Que si te toco el culo, que si te digo guarradas… El típico manoseo entre “hermanos” pero con un nombre más cool. Bro, es la abreviatura de brother, hermano. Hoy por hoy se da mucho entre la comunidad de jóvenes pajeros, que solo se reúnen para eso, nada de coito, a lo sumo pajas cruzadas, toqueteos, manoseos, así de explicito! Pero hay limites. Esto no sé si encajaría con lo tuyo porque no sé si él sabe que vos sos gay… si lo sabe y es el caso me parece un tanto mal por su parte, pero si no lo sabe podría ser todo en plan broma…
  • Armarizado. Que heteros con novia buscando similar hemos visto todos también unos cuantos… Así de repente es la opción que me parecería más acertada (y por lo que contás creo que a vos también…). Aplicaría una de mis sentencias mágicas: “si hay algo que te hace pensar que podría ser gay, lo más probable es que sea gay”… Precísamente yo tuve una época de BI, donde siempre en algún momento exigia que se decidieran, dejando de lado que tal vez la decisión fuera ser JUSTAMENTE BI
    Pero bueno, volviendo al tema concreto de qué hacer… yo creo que sí que habría que hacer algo. Aprovechando que hay cierta amistad se me ocurre que podrías tantearle usando la técnica del amigo paralelo… es decir, empezar a contarle en plan “hay un chico que me gusta… pero tiene novia… pero parece que me corresponde… Todo un roleplay que lo hará pensar en todas las variables desde la empatía con ese amigo imaginario”. Lo que viene a ser contarle lo que te pasa pero como si no fuera con él la cosa… Y ahí ver su reacción, si capta la indirecta y demás. Desde luego, si el chico quiere algo se lo estás poniendo muy a tiro. Hay veces que los chicos para decidirnos necesitamos ayuda y un empujoncito, porque en definitiva dar el paso da miedo. 

Las otras ideas que se me ocurren ya implican mojarse más… como hablarlo directamente (que ya me imagino que no), quedar un día a solas y arrimarte a ver qué pasa (mucho cuidado con esto, hay que saber sostenerlo!) o esperar a una noche de borrachera a ver si cae (que es ya muy de película porno o ciencia ficción)… pero la que te digo me parece que se acopla mejor a lo tuyo.

Por lo demás, yo me olvidaría de la posible opinión de sus amigos (que hasta que no pasase no lo sabrías realmente) y quizás me preocuparía un poco más en el efecto recién salido del armario y todo lo que eso implica: tirarse a todo bicho viviente, salir de fiesta sin fin… que aunque ese tema daría para una entrada entera creo que te haces una idea de por donde voy… que luego cada persona es un mundo.

Si alguien ha estado en una situación similar ¿cómo fue la cosa?

1 Comentario

  1. Si claro, ¿Quién no ha vivido situaciones así?. Ma parece que el consejo es acertado… hablar como si se tratara de otra persona, no está mal. Sea cual fuera la resolución que adopte el joven quiero estar bien al tanto, capítulo tras capítulo de cuanto ocurra. No puede ser de otro modo porque estas relaciones a definir parecen novelas turcas de mil capítulos… Otra sugerencia es que el joven en cuestión encuentre un amigo confidente para no bancarse estas vicisitudes sólo, pero con cuidados y reservas para no crear un competidor … no sea cosa y tal como suele ocurrir que el confidente se acueste con el candidato y no el consultante (Ojo al piojo), y obvio, nada de presentarle al chico por ningún motivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here