El bareback es  una moda que nació en Europa, y que ha hecho adeptos en países Latinoámericanos, como en Argentina. Se trata de una práctica difundida entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, y tiene como principio no usar condón. Quienes lo practican tienen riesgo de contraer VIH.

Quienes participan de este tipo de relaciones sexuales no usan condones, forros, protección y lo hacen de forma deliberada, ¿por qué no usar condón a propósito? A los bug chasers -que así se llaman- les parece excitante estar en este riesgo, el de enfermarse, se ha hablado que lo hacen por tener la disponibilidad de medicamento, necesidad de trasgresión o por la simple búsqueda de placer sin el uso de forro. El bugchasing es una subcultura LGBT​​​ que consiste en buscar tener relaciones sexuales con individuos infectados por el VIH con la intención de contraer el virus.

En Internet se encuentran más de 19 millones 400 mil páginas de esta práctica sexual, que consiste en el sexo anal consentido entre dos hombres sin uso de condón de manera deliberada. Los portales muestran fotos y videos de hombres teniendo relaciones, donde ninguno de los participantes usa condón, la relación sexual es “a pelo”, así lo llaman.

Algunos tienen relaciones sin protección sabiendo del riesgo de infección de VIH, pero otros van más allá y buscan relacionarse con un compañero seropositivo (bug chasing). Ford Hickson, investigador de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres investiga las conductas de hombres que tienen sexo con hombres (HSH), y explica que una de las razones para no usar protección es el deseo de tener ese riesgo, la denigración de la homosexualidad en la sociedad, el aislamiento emocional, la automedicación con alcohol y drogas, creer que el sexo anal es “sexo real” o considerar el sexo sin condón como una conducta de trasgresión y la falsa creencia de que los riesgos no son tan altos como parece.

De acuerdo con los profesionales del área de salud de la Fundación Huesped, el bareback es más común en hombres gays, y otro de los factores que motiva a esta práctica es la “fatiga de la prevención”, percibir el riesgo como algo poco grave y el conocimiento de medicamentos antirretrovirales más eficientes. Está comprobado científicamente que los hombres gays son dos veces más propensos a tener sexo sin protección cuando ven porno bareback. Lo que no descarta que el mismo deseo surja en hombres hetero. Estos muchas veces se ven forzados a usar forro por temor a un embarazo no deseado.

Escoger a alguien con VIH para tener sexo

En algunas partes del mundo, hay hombres que eligen a propósito a alguien enfermo o de quien se sospecha que vive con VIH para tener sexo sin protección, por el simple hecho de querer sentir el riesgo.

Prevención

Los científicos proponen prevenir nuevas infecciones con el tratamiento profiláctico pre exposición (PrEP), que es tomar medicamentos antirretrovirales antes de una relación sexual, con el objetivo de evitar una infección de VIH. En Argentina la compra de Truvada -que así se llama el medicamento- es una practica muy cara. Por ejemplo, si uno fuera a una farmacia en la Argentina, el precio de lista de un frasco de Truvada de 30 comprimidos es USD 750 (aproximadamente).

Una investigación realizada en Francia e Inglaterra (que no se aplicó a “barebackeros”), personas que tomaron PrEP, mostraron una reducción de nuevas infecciones de 86 por ciento con respecto a grupos similares de personas que no ingirieron fármacos. Sin embargo, en Estados Unidos se ha encontrado que muchas personas conciben a la PrEP como una herramienta que ofrece protección contra el VIH pero que promueve tomar riesgos sexuales, además los antirretrovirales no eliminan en su totalidad el riesgo de infecciones. En México es costoso adquirirlo, en el sector privado la PrEP cuesta hasta 10 mil pesos al mes.

¿Qué hacer?

Hablar y resaltar los consejos de prevención , fomentar los beneficios de la salud sexual sin importar el status de VIH, el auto cuidado debe asumirse como una decisión propia y no como una imposición a la que se responde con rechazo. Es necesario enfatizar y promover el cuidado de la salud sexual que brinde información para que los jóvenes tomen decisiones a favor del uso del preservativo y a la implementación de medidas de protección.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here