Generalmente mi vida social no era ni es en círculos gays.

Tenía y tengo muchos más amigos heterosexuales.

Nunca falto alguno que me tirara los perros o  pasara algo, como:

besarnos, dormir juntos y hasta tener  relaciones sexuales.  

cachorro
uno se hizo gay para estar conmigo

Uno de ellos, ‘Cachorro’.

Estaba de novio con Verónica y había siempre algún tipo de tensión extra y particular.

Una noche fuimos a bailar en grupo.

Ese día El no estaba con su novia.

(yo la había visto muy pocas veces)

Vivíamos en San Isidro.

Me ofreció llevarme a casa cuando nos íbamos.

Llegamos, me estaba por bajar del auto…

y me beso apasionadamente!

No me lo vi venir.

Creía que la incomodidad era por ser gay y no porque yo le gustara.

Me quede helado pero me deje llevar por ese beso tan apasionado.

El me encantaba y obviamente era reciproco.

Pasaron unos días y me llamo para invitarme a comer a su casa.

    “Esa noche hicimos el amor como locos”     

Nos enamoramos y sin contarme le dijo a su novia Verónica que la dejaba por mí.

Ella armo un importante escándalo social.

No se lo banco.

Su novio de años la dejaba por un varón.

Hubo gente feliz por nosotros y gente que nos repudió.

Llamadas anónimas a mis padres y hasta me comí un cachetazo de ella en un bar de moda.

Nosotros seguimos nuestro romance contra viento y marea que duro dos años de amor.

Fui súper feliz con El.

Pero todo tiene su fin y este fue de lo más sorpresivo.

Un día me dijo que no quería ser más gay.

No sabía si reírme o llorar.

Estábamos en su auto y como aquel beso donde de la nada comenzó la relación;

siempre en su auto
siempre en su auto

En la misma situación se terminó!

Llore desconsoladamente, le pedía que no me deje que lo amaba y El sostuvo su postura.

Tiempo después se puso de novio con una íntima amiga mía.

Cuando hacían el amor su morbo era contarle como lo hacía conmigo.

Loco, no?

3 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here