Dentro de la trama, viviremos una pequeña fantasía en cada uno de sus números musicales…
 MARIETA: “¿Te gusta mi polla?”
REPONEDOR: “Sí.”
MARIETA: “¿Pero mucho, mucho?
Dime.”
REPONEDOR: “Sí.”
MARIETA: “¿Y no te parece raro?”
REPONEDOR: “¿El qué?”
MARIETA: “Pues que una pareja
tengamos los dos la polla igual de grande.”
REPONEDOR: “Mira los maricas.”
MARIETA: “Ya, pero es que yo
quiero ser mujer. Desde pequeña siempre he querido tener un coño enorme.”
REPONEDOR: “Pero si ya eres
mujer.”
MARIETA: “Igual tampoco seguimos juntos…
los dos.”
REPONEDOR: “¿Me dejas? ¿Pero cómo me vas a
dejar tú a mí?”
MARIETA: “Si te ves con más derecho,
déjame tú a mí. ¿No ves que tenemos un
problema?”
REPONEDOR: “¿Cuál?”
MARIETA: “Que yo quiero un coño loco y a
ti te vuelve loco mi rabo.”
REPONEDOR: “Es un problema pequeño.”
MARIETA: “Veinte centímetros.”

Marieta despierta a cuarenta kilómetros de Madrid, tirada en descampado. Es una transexual que trabaja como prostituta y lleva años ahorrando dinero para poder someterse a la operación que le permitirá ser una mujer plena. Desteta llamarse Adolfo como su padre, y tener veinte centímetros de problemas entre las piernas. Sueña con poder llevar una vida respetable y dentro de la ley una vez se someta a la operación y sea una mujer. También sufre de narcolepsia, la enfermedad del sueño, que la deja dormida en los momentos menos oportunos. Cada vez que tiene un ataque sueña con
ser una estrella de números musicales, cantando maravillosamente y hablando diferentes idiomas.

Su vida cotidiana es mucho más complicada. Vive en un pequeño apartamento acompañada por un enano llamado Tomás, propenso a los líos y a gastar el dinero que no tiene.
 
Su vecina Berta trabaja en un sex shop, y Marieta ha cuidado en numerosas ocasiones de su hijo Paulito. Otras vecinas son las hermanas Marianas de Colombia, que han quedado
deformadas por el abuso de hormonas, y la Pelos, una prostituta con cara de niña. La peor de toda es Candelaria, dueña del edificio. En el mercado, Marieta conoce a un reponedor del que queda prendada. Ambos acaban juntos, pero el reponedor siente más deseo por los veinte centímetros de Marieta que por su deseo de ser mujer.

CURIOSIDADES

Se trata del segundo largometraje de Ramón Salazar tras el éxito de su primera película “Piedras” (2002). La idea surgió de la cooperación entre el director y la actriz Mónica Cercera. En parte deseaban crear un musical, y por otro lado un film protagonizado por un
transexual. La historia surgió entonces como la combinación de ambas cosas.
Salazar también deseaba escribir un personaje transexual para su amiga Mónica Cercera porque consideraba que tenía el físico adecuado, y la ausencia de todo pudor para enfrentarse a un personaje de esas características. El proyecto comenzó de forma modesta y prácticamente amateur, pero se fue convirtiendo en un producto mucho más elaborado y ambicioso.
El filme incluye diez números musicales, uno de los cuales se desarrolla en plena Gran Vía, al ritmo de populares canciones de los musicales que la protagonista imagina..

Por otro lado Salazar también deseaba darle una vuelta de tuerca al género de los musicales, que la década de 2000 se habían puesto de moda. Aunque tenía claro que deseaba crear una comedia musical, también quiso introducir una historia novedosa alrededor de la vida de una prostituta transexual, de forma cercana y estéticamente opuesta al de los números musicales tradicionales. Su fascinación surgía de su opinión de que los musicales eran un género muy poco aprovechado, que aparecían, desaparecían y
volvían a resurgir gracias a títulos concretos que gozaban del favor de los espectadores. Por aquel motivo consideraba que era un género arriesgado y complicado, ya que cometer errores era muy fácil.

La película recibió el Premio de la Crítica, Mejor Música y Mejor Maquillaje en el pasado Festival de Cine de Málaga.
La trama y estilo de la película me dejó muy impresionado, pero sobre todo me convenció lo arriesgado y osado de la historia que se presentaba. El colorido y la felicidad que se muestra en los números musicales contrastan de forma brillante con la crudeza de la historia que se nos muestra en la película. Por ese motivo agradecí que la historia no
dejara de evitar ese estilo de comedia, y no cayera en el clásico drama que acaba por deprimir al espectador. Eso no evita que la película esté dotada de cierta crudeza, pero el decidir rodear la historia de comedia ayuda a que sea más digerible.
Evidentemente, no me pareció que pudiera ser del gusto de todos, pero a mí siempre me han impresionado las propuestas arriesgadas cuando se tiene en cuenta el disfrute del espectador. Mónica Cervera realiza una labor sobresaliente.
Excesivo uso de lo soez, que aunque otorga realismo a la vida de la protagonista, se carga la intención de crear una comedia que acceda a un público más amplio.

TITULO ORIGINAL: 20 Centímetros

AÑO DE ESTRENO: (Ramón Salazar, 2005)

PRODUCTORES: José María Calleja, Iker Monfort

DIRECTOR: Ramón Salazar

REPARTO: Mónica Cervera (Marieta), Pablo Puyol (Reponedor), Miguel O’Dogherty (Tomás), Concha Galán (Berta), Pilar Bardem (La Candelaria), Rossy de Palma (La Frío), Lola Dueñas (Rebeca mayor), Juan Sanz (Gustavo), Richard Shaw (Paulito), Najwa Nimri (La Conejo), María Lalane (Maestra), Inma Olmos (La Malfollá), Pepa Charro (Graziella), Pep Noguera
(Superior), Cayetana Márquez (Pili La Pelos), Jesús Lena Fuster (La Chini),
Macarena Gómez (Rebeca menor), La China Patino (La Trico), Fanny de Castro
(Madre del reponedor), Vicente Haro (Padre del reponedor), Ismael Martínez
(Policía amable), Sagrario Calero (Limpiadora), Geli Albaladejo (Funcionaria)

CINEMATOGRAFÍA: Ricardo de Gracia

BANDA SONORA: Najwa Nimri Estíbaliz Markiegi

PAÍS DE ORIGEN: España

DISTRIBUIDA POR: Sogepaq Distribución

DURACIÓN: 112 minutos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here